Después de eliminar el piso del 60% el miércoles, el Banco Central volvió a bajar levemente la tasa ayer y, por primera vez desde el 23 de noviembre pasado, volvió a expandir.

El dólar, en tanto, acompañó el recorrido de las monedas de la región y subió 25 centavos en la plaza mayorista, pero se mantuvo sin cambios en las pizarras, de acuerdo al promedio que realiza el BCRA.

La entidad que preside Guido Sandleris adjudicó ayer $108.651 millones en la subasta diaria de Leliq a una tasa promedio de 59,009%, levemente por debajo del 59,102% del día anterior, contra un vencimiento de $120.051 millones, lo que resultó en una expansión monetaria de $12.609 millones.

El BCRA venía de una racha de 7 licitaciones consecutivas de aspiración de pesos. La leve caída de tasas de ayer demostró que, tal como anunció, el Central mantendrá la cautela y planea seguir sosteniendo el fuerte sesgo contractivo de su política monetaria.

El dólar cerró ayer a $37,70 en la plaza mayorista, 25 centavos por encima del miércoles, y a un promedio de $38,66 para los compradores minoristas, 1 centavos por debajo del día previo