En la jornada previa a la decisión del Banco Central sobre la Tasa de Política Monetaria, las Lebac operaron ayer estables en el mercado secundario, con leve repunte de los rendimientos en los tramos más cortos. La autoridad monetaria intervino con ventas por menos de 1.000 millones de pesos, consignaron fuentes de la entidad a BAE Negocios, apenas un cuarto de lo operado.

Precisamente, las Lebac con vencimiento a 9 días subieron ayer 25 puntos básicos en el secundario, hasta 26,45% nominal anual, mientras a 37 días cotizaron con un alza marginal de 10 puntos básicos, en relación con los precios del último viernes, en una rueda en que se negoció el equivalente a 200 millones de dólares en ese segmento.

La estabilidad de las tasas ocurre de cara a la quinta reunión anual del Consejo de Política Monetaria que dirige Federico Sturzenegger, luego de que la entidad celebró dos encuentros en enero y otros dos en febrero, en el marco del cambio de meta inflacionaria por parte del Poder Ejecutivo, el 28 de diciembre último.

"La sensación imperante es que el cambio de metas de inflación y sobre todo las mal disimuladas presiones del ala política contra Sturzenegger constituyeron un error no forzado de la gestión macrista que complicará y alargará la de por sí nada sencilla tarea de recuperar la estabilidad de precios", mencionó en su último informe la consultora Federico Muñoz & Asociados.

Paso a paso

En los dos primeros cónclaves que siguieron a la decisión del Gobierno sobre el cambio de meta, la autoridad monetaria recortó en 150 puntos básicos 75 puntos cada una la tasa del centro del corredor de pases. Pero la escalada del dólar que siguió y el traslado a precios de esa variable la obligaron a poner un freno al relajamiento monetario. En las dos últimas decisiones, del 14 y 27 de febrero, la entidad dejó sin cambios la mencionada tasa. Y habló por primera vez, explícitamente, del traspaso a precio del alza del tipo de cambios.

Mañana el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) dará a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) Nacional de febrero, que arrojaría una inflación de entre 2,50% y 3%, según cálculos de consultoras privadas. Se espera que el aumento de esos precios cierre el primer cuatrimestre con un acumulado cercano al 8 por ciento, más de la mitad de la meta oficial prevista para todo el año (15%). Se espera menor presión inflacionaria recién para mayo.

El consenso de los analistas económicos cree que el Banco Central dejará sin cambios, en 27,25% anual, la tasa de Política Monetaria.

"Desde el lado de la inflación y las expectativas, no tiene margen para ensayar una baja. Y creo que tampoco tiene margen político para una suba. El techo al dólar lo marcó estos días con intervenciones en el mercado de cambios, sin recurrir al instrumento de la tasa de Lebac en el mercado secundario, así que creo que va a hacer lo propio en el caso de la tasa de referencia", mencionó a BAE Negocios Martín Vauthier, director de la consultora Eco/Go.

Gabriel Caamaño, de Consultora Ledesma, también opina que la autoridad monetaria dejará sin cambios la tasa, que se mantendrá en el mismo nivel por varias semanas más. "Creo que no debería bajarla hasta, por lo menos, después de abril", consideró en diálogo con esta diario.

Para Vauthier, de Eco/Go, el Banco Central va a continuar el sendero de bajas, pero recién cuando pueda dar alguna justificación por el lado de la inflación. "Y me parece que todavía le falta un tiempo. En abril impactan nuevamente las correcciones tarifarias. Hay que ver si realiza un recorte en marzo, donde hay un impacto limitado de regulados, pero creo que va a depender de la dinámica de la inflación núcleo", finalizó.