A pesar del rebote de la inflación en septiembre, el Banco Central decidió mantener las tasas de las Lebac, tanto de corto como de mediano y largo plazo, en los mismos niveles de la licitación del mes pasado.

El dato negativo es que volvió a aumentar la concentración en el corto plazo

Si bien no logró renovar la totalidad de los vencimiento y tuvo que emitir $65.000 millones, desde el BCRA aseguran que gran parte del desarme de posiciones correspondió a la Anses y el Banco Nación para ser reinvertido en pases.

Analistas advertían que si bien el fuerte repunte que experimentó el índice de precios al consumidor (IPC) el mes pasado imponía un endurecimiento de la política monetaria, la entidad que conduce Federico Sturzenegger se iba a ver limitada por el peligro de abortar la incipiente recuperación de la economía y el ruido que una decisión de este tipo podría generar justo antes de las elecciones legislativas.

El rendimiento de las letras internas del BCRA de más corto plazo -a 28 días- cortó en el 26,50%, mientras que a 63 días se ubicó en el 26,84%; a 91 días en el 27%; y a 154 en el 27,30%; y a 210 y 273 días en el 27,30 por ciento.

El Central informó que recibió ofertas por un total de $337.463 millones, de los cuales adjudicó $333.614 millones, lo que significó la renovación parcial del vencimiento, que era de $381.044 millones y, por ende, una baja en el stock en circulación por $47.430 millones.

Todo esto generó una expansión monetaria de alrededor de $65.000 millones, que el BCRA deberá absorber en los próximos días a través de pases y el mercado secundario de Lebac.

El dato negativo, además de los pesos que expandió, es que volvió a aumentar la concentración del interés de los inversores en el segmento de más corto plazo: 53,65% de las propuestas en esta subasta fueron a 28 días contra el 46,7% de la licitación del mes pasado.

Según coinciden analistas, este movimiento tiene que ver con la expectativa del mercado de una rebaja de tasas más lenta, luego del mal dato de inflación de septiembre.

"Era esperable que mantuviera tasas en línea con lo que venía haciendo el mercado secundario, sobre todo porque tiene el límite con la tasa de pases. Con el centro del corredor de pases clavado en el 26,25% no puede seguir subiendo las Lebac porque si no puede generar incentivos para que los bancos pidan a la tasas de pases activos para colocarse en Lebacs", señaló Federico Furiase, economista director de Eco Go/Estudio Bein y máster en Finanzas, respecto de la decisión de ayer del BCRA.

"En todo caso lo que uno esperaría es que si el Banco Central quiere dar alguna señal y algún guiño de tasas para comprar credibilidad y anclar expectativas de inflación frente a la resistencia a la baja de la inflación, venga por el lado de la tasa de referencia después de las elecciones", agregó.

Desde el BCRA indicaron que desde la subasta del mes pasado hasta ayer el Central lleva absorbidos vía Lebac $41.000 millones.

"Dado el cambio operativo vigente a partir de febrero pasado - en donde las subastas de LEBACs pasaron de semanales a mensuales - la expansión o contracción que puede generarse con cada subasta, debe ser analizada en conjunto, tanto con las operaciones de mercado abierto como también con las operaciones de pase que realiza este BCRA", señaló el Central en el comunicado posterior a la licitación.

  • El Merval cayó casi 2% y el dólar se mantuvo estable

El dólar arrancó la semana previa a las elecciones legislativas en baja. La divisa estadounidense cayó a $17,335 en el mercado mayorista y a un promedio de $17,64 en las pizarras. Por el contrario, los papeles líderes se tomaron un respiro y el Merval perdió ayer un 1,91%, mientras que los bonos soberanos cerraron con resultados mixtos.

“Las acciones vuelven a intercalar una corrección -cuya duración todavía es incierta en vista a los antecedentes recientes-, dado que los operadores rápidamente aprovechan para reforzar sus apuestas, a diferencia de los bonos que siguen con independencia más sostenidos”, afirmó el economista Gustavo Ber.

En el mercado cambiario, operadores destacaron que a diferencia de otras semanas previas a las elecciones, el dólar se mantiene débil y no se augura una recuperación inmediata.

“A diferencia de la elección anterior de las PASO, y visto lo ocurrido hoy (por ayer) con la cotización de la divisa y el volumen operado, en la previa a la elección del próximo domingo da la pauta que tanto empresas, bancos e inversores no están preocupados por el valor del dólar”, señaló Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios.

“Los ingresos siguen dominando el escenario local sin que encuentren del lado de la demanda una contraparte exitosa y en consecuencia, la cotización de la moneda norteamericana cae por quinta rueda consecutiva en un contexto en el que la habitual presión cambiara preelectoral dejó de destacarse como elemento de análisis”, coincidió Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.