El Banco Central puso los dólares sobre la mesa y logró desinflar la escalada de la divisa, ayudado también por bancos oficiales sobre el final de la jornada. La autoridad monetaria sacó a licitación u$s500 millones, de los cuales el mercado se llevó u$s200 a un precio promedio de $29,4031, con un valor mínimo adjudicado de 29,37 pesos.

Según informó el BCRA, se vendieron menos billetes porque "la demanda a precio de mercado fue menor a la esperada".

Por la oferta de la entidad monetaria, y gracias a un empujón final de ventas del Banco Nación, el dólar mayorista cayó a $29,61, 31,5 centavos por debajo del lunes. En las pizarras de los bancos, en tanto, el billete cerró a un promedio de 30,38 pesos.

Después del abrupto salto del lunes, operadores indicaron que la divisa estadounidense arrancó la jornada de ayer cotizando a la baja, expectante a la licitación de divisas que la autoridad monetaria había anunciado un día antes.

"Con la noticia de que el BCRA iba a licitar 500 millones de dólares, el dólar arrancó a la baja operando la primera ficha en $29,50 y llegando en los primeros minutos de la mañana a operarse en el mínimo del día de $29,20", afirmó Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios.

Luego de la subasta, el tipo de cambio registró un fuerte repunte, llegando a tocar un máximo de $29,95, pero la demanda se fue desinflando y sobre el final de la rueda apareció la mano del Banco Nación para consolidar la caída.

"Marcada volatilidad y cambios bruscos en la cotización fueron las características de la primera jornada con la reaparición de las subastas del BCRA", señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Los movimientos cambiantes que mostró la moneda estadounidense ayer, afirman en el mercado, no permiten aún anticipar cuál será el recorrido que tomará el dólar en los próximos días después de las medidas tomadas el lunes por el Banco Central.

En tanto, tras la suba de la tasa de referencia (desde la semana pasada, la Leliq a 7 días), la tasa de los adelantos en cuenta corriente se disparó al 60,45 por ciento. El lunes el presidente del BCRA, Luis Caputo, había asegurado que la suba de la tasa de las Leliq no iba a afectar el financiamiento de las Pymes.

Por su parte, la tasa Badlar -para los depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos- alcanzó el 34,75% y el interés que pagan los bancos por los plazos fijos minoristas a 30 días llegó a 31,10 por ciento.