De cara al vencimiento de Lebacs del próximo martes, el Banco Central anunció la tercera etapa del plan de desarme de estas letras y prevé liberar hasta 100.000 millones de pesos al mercado.

En rigor, de los $231.000 millones que vencen, el plan del organismo monetario es renovar entre $100.000 y $150.000 millones, que colocará sólo entre inversores no bancarios. Los bancos tienen cerca de $25.000 millones de Lebacs que vencen este martes y, al no poder renovarlas, destinarán sus pesos a Leliqs y Letras del Tesoro que licite Hacienda.

Según indicó, el stock existente de Lebac asciende aproximadamente a 340 mil millones de pesos, de los cuales 12% está en poder de entidades bancarias y el resto en manos de entidades no bancarias tales como fondos comunes de inversión, empresas, individuos y no residentes.

A través de un comunicado sostuvo que "al culminar este proceso los únicos tenedores de instrumentos emitidos por el BCRA serán los bancos del sistema financiero local". 

"Esto permitirá mejorar la eficacia de la política monetaria, fomentar el desarrollo del sistema financiero y fortalecer nuestra economía", aseguró la entidad que ahora conduce Guido Sandleris, quien reemplazó a Luis Caputo. 

Para iniciar el desarme de estos controvertidos instrumentos, el Central señaló que en la licitación del próximo martes ofrecerá entre 100 y 150 mil millones de pesos de Lebac para ser suscriptas por participantes no bancarios.

No obstante, aclaró que "nuevamente, las entidades bancarias sólo podrán participar en las licitaciones primarias de Lebac por cuenta y orden de terceros no bancarios".

"Para las entidades bancarias el Banco Central ofrecerá Letras de Liquidez (Leliq), que continuarán consolidándose como el principal instrumento de esterilización del BCRA", señaló la autoridad monetaria.

En simultáneo, el Ministerio de Hacienda ofrecerá Letras del Tesoro, que servirán como alternativa de inversión en pesos para todos los participantes.

"Como preparación para esta operación, con el fin de garantizar un ordenado proceso de reducción de LEBAC, el BCRA anunció oportunamente un incremento de 3 puntos de los encajes obligatorios para las entidades de mayor tamaño que comenzó a regir a partir 1 de octubre, permitiendo la integración de dicho incremento en Notas y Letras del Banco Central", agregó.