A una semana de la reunión del directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) que activará el primer desembolso acordado con la Argentina, el Banco Central salió ayer a absorber pesos con ventas por unos 700 millones de dólares en el mercado de cambios.

Cumplió así con un doble objetivo: retirar parte de lo que emitió mediante la recompra de Lebac en los últimos días y evitar que la divisa estadounidense suba más en un contexto de mayor presión sobre monedas emergentes, en la previa de una probable alza de tasa por parte de la Fed.

"El BCRA estuvo recomprando Lebac y, para reabsorber esos pesos, vendió dólares. Los plazos (del acuerdo con el FMI) siguen como los definidos, ya que tiene que tener la aprobación del directorio el 20 de junio. Pero sí puede que hayan acelerado el desarme de Lebacs, aunque lo mejor sería que no quemen reservas para eso y se haga como dijeron (Federico) Sturzenegger y (Nicolás) Dujovne, mediante la cancelación de las letras intransferibles", analizó Axel Cardin, de Bull Market Brokers.

Precisamente, sólo ayer, la entidad que preside Federico Sturzenegger recompró Lebac por unos 19.000 millones de pesos, lo que elevó a unos 34.000 millones el total de adquisiciones desde que el Gobierno anunció el acuerdo con el FMI, cinco días atrás. De esta manera, el vencimiento del próximo martes 19 se redujo a 534.000 millones de pesos, una caída pronunciada desde los 680.000 millones originales.

"El Banco Central usa la venta de reservas para 'chupar' pesos del mercado y amortiguar la inyección por la recompra de Lebac a tasas altas, dejando un efecto monetario neutro en un contexto de inestabilidad cambiaria y aceleración de la inflación", apuntó Federico Furiase, de Eco/Go.

Esa recompra de letras significó un baño de pesos para el mercado que fue presionando sobre el precio del dólar, que se acomodó en la zona de los 26 pesos y continuó ayer con sostenida presión compradora. Las ventas del Banco Central por 695 millones de dólares lograron detener la caída de la moneda local (subió 0,96% a 25,75 pesos en el segmento mayorista) y significaron una esterilización de 17.944,2 millones de pesos.

"El tamaño de la intervención y la forma en que se dio, sugieren que la decisión inmediata es evitar una mayor depreciación del peso, hasta que se active el programa con el Fondo el próximo 20 de junio", analizó Eric Ritondale, de Econviews. "La lectura que hace el Banco Central es que dado los fundamentals macro de argentina, el tipo de cambio no está más arriba que esto", completó.

 

Es de hierro tu destino

Además de la intervención en el mercado de cambios, la entidad que dirige Sturzenegger envió un mensaje al mercado. Mantuvo ayer en 40% la tasa de política monetaria y decidió estrechar el ancho del corredor de pases. Con esto, procura mostrar al mercado que gradualmente se encamina a normalizar una política monetaria que vio trocada sus prioridades tras el acuerdo con el FMI.

En el comunicado de política monetaria, el Banco Central reconoció que la reciente depreciación del peso impide el cumplimiento de la meta de inflación vigente. Y que las metas de inflación para los próximos años (17% en 2019, 13% en 2020 y 9% en 2021) lo obligan a ser muy estrictos en materia de política monetaria. Ahora se destacan la eliminación de las transferencias al Tesoro, la recompra de Letras Intransferibles por parte de aquél, con la consecuente reducción del stock de pasivos remunerados.

En cuanto a la evolución de los precios, la autoridad monetaria mencionó que si bien mayo puede mostrar un número de inflación más bajo que el anticipado por el sector privado, dicha baja se debe, primordialmente, a una menor incidencia del componente regulados. "Los indicadores de alta frecuencia muestran una aceleración de la inflación de junio", anticipó el Banco Central en el comunicado. Y dijo que "este panorama exige una respuesta decidida", por lo que "se compromete a mantener el sesgo contractivo de la política monetaria hasta observar signos tangibles de que tanto la inflación como las expectativas de inflación comienzan a descender".