El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, afirmó hoy que la autoridad monetaria "continuará absorbiendo pesos y se seguirá interviniendo en el mercado cambiario" en la medida "en que las condiciones así lo requieran". Sandleris reafirmó que las reservas internacionales "se utilizarán para preservar el tipo de cambio y garantizar la estabilidad del sistema financiero".

La política monetaria seguirá siendo "restrictiva", ratificó y reaseguró que el sistema financiero "permanece sólido pese a las fluctuaciones cambiarias" por lo que "los bancos tienen la liquidez necesaria para todos aquellos ahorristas que pidan retirar depósitos.

Además, el titular del BCRA reconoció que la corrida cambiaria de la semana pasada que llevó al dólar estadounidense a cotizar más de $60, tendrá un fuerte traslado a precios. "La inflación subirá en agosto y septiempre", admitió.

"Haremos todo lo que está a nuestro alcance para sostener la estabilidad del sistema financiero y evitar la volatilidad del tipo de cambio", sostuvo el jefe de la autoridad monetaria. 

En conferencia de prensa, Sandleris afirmó que las reservas internacionales "son para moderar el tipo de cambio y garantizar la estabilidad financiera".

"Las reservas están arriba de 62 mil millones de dólares. Fuimos muy prudentes en el uso. Las usamos para mantener el tipo de cambio en situaciones en que se aparta de sus fundamentos. El Banco Central intervino y va a continuar interviniendo. Es importante reducir la volatilidad de la semana pasada. Es un objetivo prioritario", detalló.

Y continuó: "Hubo un debate sobre el uso de las reservas internacionales del Banco Central. Son esencialmente para moderar la volatilidad del tipo de cambio y garantizar la sustentabilidad del sistema financiero. No se usarán las reservas para sostener activos financieros alejados de sus sustentos".

Además, para el funcionario, el sistema financiero "permanece sólido, pese a las fluctuaciones cambiarias". Por otra parte, el titular de la autoridad monetaria dijo que la devaluación del 19% que experimentó el peso argentino durante la semana pasada frente al dólar, "ya está teniendo un impacto negativo en la inflación", por lo que se va a interrumpir el proceso de desinflación que se venía dando.

"La inflación subirá en agosto y septiembre tras el 2,2% de julio", enfatizó el funcionario.
También, sostuvo que él y su equipo son "conscientes de la incertidumbre que genera el proceso electoral".

"Seguiremos introduciendo los ajustes necesarios para retomar el sendero de reducción de la inflación", agregó y señaló que "el compromiso del Banco Central es con los argentinos".
Para Sandleris, "somos muy conscientes que la incertidumbre genera dificultades y angustia en la población", por lo cual insistió en la necesidad de lograr la "estabilidad" financiera.

El funcionario confirmó que en breve arribará otra misión del FMI para auditar las cuentas públicas argentinas: "la revisión corresponde a julio, donde la Argentina cumplió todas las metas", aclaró.

 

 

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos