El Banco Central fijó hasta fin de año los límites de la zona de no intervención en el mercado cambiario al nivel de hoy, es decir de $39,75 de la zona inferior y de $51,45 la superior, como medida para profundizar la lucha contra la inflación.

Así lo anunció esta tarde el presidente de la entidad, Guido Sandleris, al presentar el Informe de Política Monetaria (IPOM) de abril, a lo cual explicó que la banda de flotación de la divisa "a partir de hoy pasa a ser plana hasta fin de año".

Sandleris, afirmó que para la entidad es "improbable que se observe una dolarización significativa" durante el proceso electoral de este año al afirmar que "ya ocurrió" ese pasaje de carteras de pesos a dólares, en particular de los inversores no residentes.

"Es normal esperar cierta dolarización de carteras en un año de incertidumbre electoral, sin embargo creemos que los dólares para hacer frente a ese eventual dolarización alcanza y sobran", aseveró Sandleris al presentar en conferencia de prensa el Informe de Política Monetaria (IPOM).

En tanto, sobre el alza inflacionaria del primer trimestre del año consideró que es "un fenómeno transitorio" y que "falta muy poco para que la inflación tome un sendero descendente", al anunciar medidas para profundizar la política monetaria que lleva adelante la entidad.

Minutos después de que el Indec diera a conocer que la inflación de marzo alcanzó el 4,7%, Sandleris aseguró que "por un tiempo (la inflación) va a ser más alta" de lo que le gustaría a la entidad pero "va a comenzar a bajar para dar vuelta este presente y la historia inflacionaria del país quede atrás".

En ocasión de presentar el Informe de Política Monetaria (IPOM), Sandleris ratificó además que la entidad va a "continuar impulsando la competencia en el sistema bancario" para lograr que las tasas de referencia que surgen del esquema monetario se transmitan mejor a las otras tasas del sistema.