Supermercados, hoteles y casas de electrodomésticos, entre otros comercios, y también los “individuos”, podrán comprar y vender divisas, anunció esta tarde el Banco Central.

“Podrán adicionar la operación con monedas extranjeras a su actividad principal, del mismo modo que podrá hacerlo un individuo”, señaló la autoridad monetaria, que ya había anticipado la intención de legalizar la actividad de los “arbolitos”.

El Central sancionó un nuevo marco normativo para la actividad cambiaria, con el objeto de “brindar mayor competencia y transparencia a ese mercado mediante la incorporación de nuevos y diversos oferentes, a la vez que simplificar toda la tramitación respectiva”.