El Banco Central de la República Argentina (BCRA) enfrentará esta semana una nueva decisión de fijar la tasa de política monetaria bajo la presión de que la inflación aún está por encima de las metas planteadas.

Mañana, el Consejo de Política Monetaria del BCRA tendrá una nueva reunión para definir la tasa de referencia que se mantiene en 26,25 por ciento desde el 11 de abril y en el mercado no creen que la modifique, teniendo en cuenta que la inflación no da tregua y Federico Sturzenegger ya anticipó que en este contexto no están dadas las condiciones parea un relajamiento de las políticas monetaria. El consejo está compuesto por el presidente, el vicepresidente, Lucas Llach; el vicepresidente segundo, Demian Reidel; el gerente general, Mariano Flores Vidal; el subgerente general de Investigaciones Económicas, Andres Neumeyer; y el subgerente general de Operaciones, Agustín Collazo.

La autoridad monetaria se fijó como objetivo lograr bajar la inflación a 1 por ciento para el último trimestre del año, meta que parece de difícil cumplimiento.

Asimismo, desde el BCRA saben que lograr esta inercia es fundamental para ingresar a 2018 con posibilidades de reducir la inflación al rango de 12% prometido. Datos preliminares adelantaron que la infl ación de septiembre estuvo por encima de las proyecciones y se ubicó entre 1,5 y 1,7 por ciento, con una infl ación núcleo también en ese rango, un dato que el Indec dará a conocer este jueves a las 16.

De todas formas, los indicadores que utiliza el BCRA para monitorear los precios alertan que la tasa de infl ación está lejos de la pretensión oficial.

Frente a esta situación, un par de semanas atrás el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, había advertido que “no había margen para relajar la política monetaria”.

Desde que pronunció esa frase a la fecha no hubo cambios que modifi quen el escenario e incluso existieron señales que dan motivos para profundizarla. Por ejemplo, el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el BCRA mostró que los analistas creen que la infl ación entre octubre y diciembre se moverá a un ritmo de 1,4 por ciento mensual.

Préstamos en dólares, el motor

El stock de préstamos privados acumuló en los primeros nueve meses del año una suba de 32,5 por ciento, y la mitad de este crecimiento estuvo explicado por la mejora de los créditos en dólares y los dirigidos a la compra de bienes durables, según un informe de Ecolatina.

Según precisó, el stock de créditos aumentó en setiembre 47,5 por ciento interanual, “muy por encima de la infl ación observada en dicho período 25 por ciento interanual”.

“El crecimiento de los préstamos es relativamente generalizado, lo cual muestra una recuperación genuina de la demanda crediticia pese al alza de las tasas de interés”, señaló la consultora, aunque sostuvo que algunas de estas líneas crecieron más que otras.