En una jornada que comenzó con una leve presión alcista para el dólar, el Banco Central tuvo que volver a intervenir en el mercado de futuros para contener la demanda y lograr que finalmente cierre sin cambios. Lo que marcó el rumbo de la divisa en la city porteña fue la fuerte devaluación del real en Brasil, luego de que el candidato de ultra derecha Jair Bolsonaro dara a entender que si llega a la presidencia no privatizará Eletrobras, como había sostenido en campaña.

Así, el dólar mayorista finalizó a $37,25, marcando un alza de 13 centavos respecto al día previos, y después de haber tocado máximos de $37,45. En las pizarras, la cotización cerró sin cambios, a $38,17, luego de que las ventas oficiales en el mercado de futuros hicieran retroceder el valor de la divisa en el último tramo de la rueda. En rigor, tras esas operaciones, el precio promedio operado por las principales entidades financieras en la segunda mitad de la jornada bajó 18 centavos y cayó de $38,36 a $38,17.

En el Banco Nación el dólar se mantuvo en $38, el mismo valor del cierre de ayer.

"En una jornada que arrancó acompañando el malestar externo, en especial del real brasileño que mantuvo una devaluación del 1 % durante casi toda la jornada, el peso arrancó perdiendo terreno contra la divisa americana, un 0,5 % en las primeras operaciones", explicó Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, en su informe diario.

"Ventas oficiales en los mercados de futuros acotaron la corrección de hoy (por ayer) y lograron que los precios del dólar cayeran de los máximos anotados en $ 37,45 a mínimos en $ 37,10 sobre el final de la jornada", explicó Gustavo Quinta, operador de PR Corredores de Cambio.

El volumen operado en el segmento de contado fue de u$s502,3 millones y en futuros MAE se hicieron u$s5 millones. "La divisa norteamericana operó con muchos altibajos en una rueda que tuvo cierto efecto contagio del nerviosismo internacional", agregó Quintana, en referencia tanto a la devaluación del real en Brasil como a la que marcaron otras monedas emergentes.

En el mercado de futuros de Rosario, a diciembre la divisa terminó casi sin cambios en $ 41,95.

Tasas en alza

En paralelo, y frente a un vencimiento de $109.519 millones, el Banco Central colocó el $107.744 millones en Leliqs y pagó una tasa promedio de 72,4%, en lo que fue la segunda baja consecutiva. La tasa más alta que a la que adjudicó las letras a 7 días fue de 73,9%. Sin embargo, a contramano de esta tendencia, las tasas en el sistema volvieron a escalar posiciones.

Según los datos del BCRA, el call entre bancos de primera línea trepó al 75,16% en promedio, cuando el día anterior estaba en 68%. Esta tasa es el termómetro de la liquidez del sistema financiero y refleja los primeros efectos palpables del ajuste monetario que está llevando adelante el Banco Central, en su objetivo de reducir antes de junio de 2019 a cero el crecimiento de la Base Monetaria