El Banco Central subió ayer la tasa de Leliq al 63,8% y esta vez sí obtuvo una leve baja del tipo de cambio. El billete minorista, que operó en alza buena parte de la jornada, bajó 22 centavos a $42,30 y el mayorista cedió 30 centavos a $41,20. Según los operadores, el Banco Nación salió a vender dólares a última hora para apuntalar la baja y algunas entidades privadas aprovecharon los rendimientos en pesos para tomar ganancias con sus posiciones de contado y futuro. Ese cóctel le dio un respiro al Gobierno. Sin embargo, en el mercado esperan que la presión al alza continúe y advierten que la supertasa, la única arma que tiene a mano el BCRA, podría subir todavía más.

La divisa abrió en alza y llegó a cotizar a $41,75 en la plaza mayorista. Pero a media rueda comenzó un lento retroceso, que se aceleró a minutos del cierre, cuando el Nación hizo su primera intervención desde el debut del actual esquema monetario. En otra rueda de bajo volumen de operaciones (u$s533 millones), los operadores esperaban novedades acerca de la modalidad de venta de parte de los dólares que recibirá el Tesoro por el próximo desembolso del stand by, ante la reunión entre el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y la titular del FMI, Christine Lagarde.

El Central subió ayer la tasa de Leliq por octavo día consecutivo: la llevó al 63,8%, casi 20 puntos por encima del piso de 43,9% alcanzado en febrero, en línea con la decisión de reforzar la política contractiva para intentar contener el dólar durante la campaña.

Sobre el cierre, el Banco Nación vendió divisas por primera vez desde el debut de las bandas

Otra vez la tasa no alcanzó por sí misma y el BNA tuvo que colaborar con sus divisas. Sin embargo, Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios, señaló que "algunos bancos vieron la oportunidad de tomar ganancias con sus posiciones de contado y futuro" por los altos rendimientos en pesos. Aunque, ante una tensión cambiaria que no afloja, aclaró que la baja del dólar "no significa que la tasa haya llegado a su techo".

En las últimas semanas, la presión alcista creció de la mano de la aceleración de la inflación, el avance del clima electoral sobre la agenda, la suba del riesgo país y un contexto financiero global algo más adverso para los mercados emergentes, entre los cuales Argentina se lleva los peores resultados producto de sus propias debilidades macro.

"El volumen sigue siendo bajo; la gran incógnita está en qué pasará si se eleva la demanda ante esa escasa oferta", advirtió el analista financiero Christian Buteler. En ese aspecto pesan las dudas sobre el uso de los dólares del Tesoro.

A diferencia de la importancia de esas divisas que resaltaron en el BCRA, en Hacienda aseguran que la venta de cerca de u$s10.000 millones no servirá para afrontar una eventual corrida: "El mercado ya sabe que esos dólares se van a vender con un esquema preanunciado, como estipula el acuerdo con el Fondo, con lo cual no va a estar para intervenir en el día a día".

Al respecto, la economista de Itega, Mara Ruiz Malec, planteó: "Muchos dicen que la estabilidad cambiaria está garantizada porque el Tesoro puede vender los dólares del FMI. Pero el FMI puede pedir que se vendan de forma tal de no interferir en el valor que tendría la moneda si no estuvieras vendiendo. Subastas, a tal hora, tal monto. El año pasado el Tesoro tuve que vender dólares con cierto mecanismo y la verdad es que no funcionó".

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos