La semana pasada, el Banco Central le giró al Tesoro 11.600 millones de pesos, en concepto de adelantos transitorios y suma en lo que va del año asistencia por $34.900 millones. Así, al 16 de marzo, ya le transfirió pesos por casi el 25% de los 140.000 millones que Federico Sturzenegger y Nicolás Dujovne acordaron para este año.

Si bien los pesos que emite tienen un efecto directo sobre la Base Monetaria, el principal factor de expansión sigue siendo la compra de divisas al Tesoro, que en los dos primeros meses del año ya sumaron $156.540 millones.

En marzo, con la presión sobre el dólar más fuerte, el organismo monetario no sólo no compro divisas a Hacienda, sino que hasta intervino con ventas en el mercado, lo que al 19 de marzo, generó una absorción de pesos de $22.743 millones según los últimos datos disponibles del BCRA.

La asistencia del Central al Tesoro se irá reduciendo paulatinamente hasta llegar prácticamente a cero en 2020, según anunció la cúpula económica del Gobierno el 28 de diciembre, cuando modificaron las metas de inflación. En rigor, para el año que viene el recorte de la asistencia será más drástico, ya que está previsto que sea de $70.000 millones, la mitad de lo que le dará este año.