Después de registrar la mayor caída en puntos en toda su historia la bolsa neoyorquina revirtió ayer la tendencia bajista y recuperó más de 2 por ciento. En rigor, el índice industrial Dow Jones de Nueva York finalizó con un alza del 2,3 por ciento, en tanto que el Nasdaq, de valores tecnológicos, recuperó un 2,13 por ciento, y el S&P 500 avanzó un 1,75 por ciento, en lo que configura una mejora notable e inesperada del mercado.

Wall Street comenzó la jornada resentido por las pérdidas de ayer, con retrocesos superiores al 1,5 por ciento en los tres indicadores, pero media hora después estaba en terreno positivo, y si bien el Dow Jones volvió a caer, se recuperó y cerró en alza, reportó la agencia de noticias EFE.

Por otro lado, las principales bolsas europeas sumaron ayer caídas superiores al 2 por ciento tras el batacazo de la víspera de Wall Street, que previamente había llevado a los mercados asiáticos a acumular pérdidas aún mayores, en torno al 5 por ciento.

La jornada pudo haber sido aún peor pues los retrocesos durante buena parte de la sesión fueron más abultados en las bolsas europeas pero, tras la apertura del mercado neoyorquino -primero a la baja y después alternando subas y caídas-, los descensos se fueron suavizando.