El Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió hoy a China que “esté abierta a revisar sus restricciones en comercio e inversión”, que causaron críticas de algunos de sus socios, para poder tener un rol de liderazgo en la globalización. 

"El sentimiento de proteccionismo surgido en Occidente es una respuesta a las limitaciones en la integración comercial y económica y a la brecha que existe entre los ganadores y los perdedores”, afirmó el director general adjunto del FMI, David Lipton. 

El FMI alertó que China debe “garantizar la estabilidad financiera y destinar más esfuerzos a limitar el crecimiento del crédito y endurecer algunas prácticas relacionadas con los préstamos”.

"Una globalización mejor beneficiará el propio interés de China”, recalcó el funcionario en el Foro Financiero Asiático realizado en Hong Kong.

En cuanto a los retos domésticos, Lipton señaló que China debe equilibrar su crecimiento para orientarlo al consumo, fomentar la inversión privada en detrimento de la pública, implementar un sistema impositivo progresivo, racionalizar las empresas estatales y gastar más en salud, educación y reducción de la pobreza.

"China es un socio clave para más de 100 países que representan 80% del PBI global, es el centro de las cadenas de distribución globales y un lugar atractivo para los exportadores de materias primas y fuente de abastecimiento de la demanda final”, agregó Lipton, citado por la agencia EFE.

China lidera el segmento del comercio digital y los pagos electrónicos y es líder en el desarrollo de las fintech, la robótica y la inteligencia artificial, además de ser acreedor de muchos países a los que financia su desarrollo en infraestructura. 

Los préstamos chinos representan entre 25 y 30% del PBI de algunos de los receptores, lo que les beneficia pero a la vez genera ciertas preocupaciones por el nivel de endeudamiento de estos países, reconoció Lipton.

China es el mayor accionista del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras, el tercero mayor del FMI y su moneda forma parte desde 2015 de la canasta de divisas de reserva del Fondo Monetario.