Finalmente, el Banco Galicia se quedó con los activos y los pasivos privilegiados del Finansur, la entidad que mayoritariamente estaba en manos del empresario Cristobal López -Indalo Inversiones, luego rebautizado Grupo Ceibo, tenía el 78% del capital- y que desde el 9 de noviembre del año pasado estaba suspendida por el Banco Central. La operación, adelantada por BAE Negocios, se selló ayer por la tarde, cuando el directorio del BCRA resolvió recurrir al artículo 35 bis de la Ley de Entidades Financieras para liquidar la entidad, algo que no ocurría desde la crisis de 2001.

Según informó el organismo monetario a través de un comunicado, aceptó "la propuesta formulada por el Banco de Galicia por considerarla la más eficiente entre las dos propuestas recibidas". El otro banco que participó de la contienda fue el Comafi, que había ofertado quedarse con los activos y pasivos, pero no garantizaba la continuidad de los empleados.

En esa línea, los empleados del Finansur ya están acordando con los viejos dueños el pago de las indemnizaciones, que, según fuentes del mercado, se concretarían el 15 de este mes. Ocurre que en estos casos se aplica la figura "ex novo", por la cual el banco liquidado se hace cargo de la indemnización de todos los empleados, con el pago de las vacaciones no gozadas, la antigüedad, el preaviso y todo lo que corresponde en esos casos. Luego, el banco adquirente se hace cargo de los empleados que quiera, que pueda o que haya negociado y empiezan de cero en el nuevo banco. "El banco que absorbe al otro no adquiere las deudas laborales ni previsionales del banco cerrado. Es una forma de viabilizar las transacciones", explicó un banquero.

La reestructuración contempla un aporte de $150 millones por parte de Seguro de Depósitos S.A (Sedesa), según detalló el BCRA. Los únicos depósitos no abarcados en esta solución son aquellos pertenecientes a los accionistas del Banco Finansur y a sus empresas vinculadas, agregó.

Para que el BCRA aplique el artículo 35 bis debió contar previamente con el aval de la justicia, que el día previo dispuso levantar la inhibición general de bienes respecto del Finansur.