El jefe de Gabinete, Marcos Peña, insistió hoy en que la reforma impositiva impulsada por el gobierno nacional “mejora la situación de todas las economías regionales” y sostuvo que se defenderá al sector vitivinícola, que produce “uno de nuestros orgullos nacionales”.

En declaraciones a la prensa tras disertar en el Foro Iberoamérica que sesiona en un hotel de Puerto Madero, Peña reiteró que la reforma impositiva que propone el Poder Ejecutivo “mejora la situación de todas las economías regionales, aún las que pueden estar afectadas con alguna propuesta de impuesto interno nuevo”.

En ese marco, adelantó que la semana próxima habrá reuniones con los sectores que cuestionaron el proyecto oficial, como el vitivinícola, el sector azucarero y el tecnológico de Tierra del Fuego.

“Serán mesa de trabajo para discutir con los números que pueda aportar cada uno de esos sectores”, explicó Peña.

En relación al impuesto al vino, el jefe de Gabinete dijo que “no es un tema de prejuicios ni de ideologías, menos en el caso del vino donde hemos sido muy consecuentes desde el primer día en poner en valor ese sector, uno de nuestros orgullos nacionales y así lo defenderemos”.