El Gobierno emitirá antes de fin de año un decreto con el que disminuirá los impuestos internos a unos 150 modelos de autos de media y alta gama para que bajen los precios y se incrementen las ventas. La baja de impuestos será para las unidades cero kilómetro de entre 380.000 pesos y 800.000 pesos de valor de fábrica, que llegan al público en la actualidad entre los 540.000 pesos y 1.200.000 pesos.

Si bien el recorte de tributos forma parte de la Reforma Tributaria que el Poder Ejecutivo envió al Congreso, la administración de Mauricio Macri quiere apurar la implementación para que rija desde el 1 de enero. Ocurre que desde que se anunció los detalles de la Reforma Tributaria comenzaron a frenarse las ventas de los autos de media y alta gama porque los clientes de las concesionarias optan por esperar a que baje la presión impositiva.

Las terminales y los importadores están siguiendo paso a paso el derrotero del borrador de la medida que del Ministerio de Producción llegó al de Hacienda y ahora está en la Subsecretaría de Ingresos Públicos, informó este viernes el diario Ámbito Financiero. El objetivo del Gobierno es que la norma salga cuanto antes, también por el pedido de las concesionarias, pero los arbitrios de la burocracia podrían generar una demora de al menos unos días, por lo que se daría sobre el filo de fin de año.

Es una buena noticia para las empresas porque desde el anuncio a fines de octubre de la reforma tributaria por parte del ministro Nicolás Dujovne, que incluye los cambios en este gravamen, se paralizaron las operaciones en las concesionarias. Algunas marcas como Audi, BMW, Mercedes-Benz y Toyota tomaron distintas medidas para atenuar el parate. Por ejemplo, adelantar la rebaja de precios de los modelos que van a beneficiar con la medida o prometer la devolución de la diferencia del precio cuando la eliminación del tributo sea oficial. El impacto en la baja de precios de estos vehículos, por la quita de los impuestos internos, será de aproximadamente del 7,5%.

Pero si bien estas marcas pudieron anticipar ese descuento asumiendo el costo, no todas están en capacidad financiera de hacerlo y se ven forzadas a perder operaciones. Con el decreto, también se modificará la segunda escala de Internos que rige para modelos de más de 800.000 pesos de precio a concesionarias; esa base imponible se subirá a $900.000 y seguirán pagando un impuesto del 20%.