El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, destacó hoy el camino descendente del índice de inflación de abril, a 3,4%, pero indicó que "sigue siendo muy alta" y afirmó que en el Gobierno "somos optimistas que la inflación va a seguir bajando".

"Tengo claro que estos niveles de inflación causan un gran daño, especialmente a los más humildes. Es por ello que nos mantendremos firmes con nuestra política monetaria para derrotar a la inflación", afirmó.

“Las fuerzas económicas que reducen la inflación ya están en marcha, tenemos una política monetaria estricta y estamos recuperando los equilibrios macroeconómicos básicos” indicó Sandleris en relación al déficit fiscal, el tipo de cambio y los precios relativos.

De todas maneras, Sandleris reconoció que la inflación sigue siendo muy alta, pese a que consideró que en abril “inició un sendero descendente”.

“Nos mantendremos firmes con nuestra política monetaria para derrotar a la inflación”, describió.

Además, el titular del Central indicó que la entidad “sobrecumplió los objetivos de base monetaria” aunque manifestó que el comportamiento en los índices de precios no fue lineal.

En el primer cuatrimestre de este año, los precios registraron un aumento promedio de 15,6% . Sin embargo, Sandleris atribuyó el alto número a la suba de los precios regulados como el transporte, el gas o el agua, pero afirmó que la estabilidad del tipo de cambio ancló al IPC a que no subiera más, hasta marzo donde el dólar volvió a apreciarse en relación al peso.

Por último, Sandleris defendió el esquema de agregados monetarios, manifestó que la política monetaria debe ser estricta para “defender nuestra moneda y promover el ahorro doméstico” y celebró que la tasa de interés en pesos “se mantuvo positiva en términos reales en todos los meses” desde que entró en funcionamiento la nueva política monetaria.

Y agregó: “Esto debería ser la norma y no la excepción" para incentivar al ahorrista a volcar sus inversiones al peso”