La Argentina colocó títulos de deuda por 2.750 millones de euros en el regreso del país al mercado financiero europeo, en una operación en la que se destacó la inclusión, por primera vez, de un bono a 30 años, informó hoy el Ministerio de Finanzas de la Nación.

Esta operación "muestra, una vez más, la confianza de los inversores en las políticas implementadas por el Gobierno Nacional", afirmó la cartera que dirige Luis Caputo a través de un comunicado de prensa.

La colocación de estos tres bonos, uno a cinco años, otro a 10 y el tercero a 30 años fue por 2.750 millones, lo que "amplía el universo de inversores institucionales que invierten en el país, diversificando así las fuentes de financiamiento para el Gobierno", destacó el comunicado.

Los bonos a cinco años se colocaron a una tasa de 3,375% y se emitieron 1.000 millones de euros, la emisión a 10 años presentó un rendimiento de 5,250% y por otros 1.000 millones de euros, mientras que los títulos a 30 años se colocaron a 6,250%, con una emisión por 750 millones de euros.

El interés inversor quedó reflejado en la participación total de 373 inversores que realizaron ofertas por un total de 11.500 millones de euros, contra unos 2.500 millones de euros que Finanzas tenía previsto colocar en un comienzo.

"El apoyo que ha recibido el Gobierno del presidente Mauricio Macri, manifestado por los primeros mandatarios europeos, se ve reflejado en el interés por participar en esta transacción de inversores de diversos orígenes, incluyendo Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Noruega, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza, entre otros", destacó el comunicado.

Durante esta semana, el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, y el jefe de asesores del ministerio de Hacienda, Guido Sandleris, se reunieron con más de 65 potenciales inversores durante unas de negocios que realizaron en Londres y Fráncfort.