En lo que queda del 2019, el Gobierno deberá afrontar vencimientos de deuda por un total de US$16.753 entre capital e intereses y a pesar del reperfilamiento que pateó para la próxima administración la cancelación del 60% de las Letras del Tesoro que originalmente debían pagarse este año.

Así se desprende de un informe elaborado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), en el cual se estima que el 62% de esa suma se abonará en moneda nacional.

Las amortizaciones alcanzan los US$11.461 millones y los intereses US$5.292 millones. De ese total, un cuarto corresponden a Adelantos Transitorios otorgados por el Banco Central, que se presume se renovarán: unos $247.550 millones, equivalentes a US$4.175 millones.

Lo cierto es que los vencimientos se concentran en el último bimestre: mientras que en octubre llegan a US$1.434 millones en intereses y US$2.154 millones de principal, en noviembre estos pagos ascienden a US$1.386 millones y US$4.658 millones respectivamente, y en diciembre a US$2.472 millones y US$4.648 millones en cada caso.

Durante el último trimestre, el Tesoro deberá cancelar Letes por US$2.412 millones, Lecap por $99.912 millones (US$1.684 millones) y el equivalente a US$642 millones por Lecer y Lelink. Por otro lado, vencen US$957 millones correspondientes de una Letra colocada a la Anses, advirtió la OPC.

Por su parte, sólo en octubre el pago de intereses por los bonos Bonte con vencimiento en 2021, 2023 y 2026 insumirán $18.304 millones, en tanto otros $7.128 millones se irán de las arcas estatales por el Bonar 2022.

A su vez, los nominados en moneda extranjera como los Birad y Bonar 2020 se llevarán US$622 millones y el FMI US$422 millones, correspondientes al préstamo stand by de US$57.000 millones acordado con el organismo.

Reperfilando

De acuerdo al informe, el proceso de "reperfilamiento" de las Letes permitió al Tesoro ahorrarse en septiembre US$1.862 millones en el caso de las Letras nominadas en dólares (ya que vencían US$2.773 millones y se abonaron sólo US$911 millones), y $183.220 millones en el caso de los títulos nominados en pesos (debían cancelarse $223.207 millones pero los tenedores recibieron sólo $39.987 millones).

En cuanto a los bonos, el mes pasado hubo pago de intereses por US$1.187 millones, de los cuales el 69% fue en moneda nacional. Los vencimientos más importantes fueron el del Botapo por $24.721 millones y una Letra suscripta por Anses por $11.773 millones.

En ese sentido, el reporte también señaló que "el cambio en el cronograma de pagos de las Letes implica que parte de los vencimientos de 2019 se postergan a 2020, lo cual impactará en el cálculo del saldo autorizado remanente para la emisión de nuevos instrumentos".

Esto le daría aire al Tesoro para continuar colocando Letras dentro de otros organismos y así poder financiar sus operaciones en lo que resta del año. Por ejemplo, las secretarías de Hacienda y de Finanzas tienen autorizaciones por $950.000 millones y un saldo disponible de $246.481 millones que podría verse ampliado a partir del reperfilamiento.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos