El Gobierno argentino  expresó hoy sus esperanzas de poder firmar el próximo 21 de  diciembre en Brasilia el acuerdo de libre comercio entre el  Mercosur y la Unión Europea

Los ministros de Economía y responsables de Comercio del   Mercosur se reunían este martes desde las 11:00 en la Cancillería  argentina, en Buenos Aires, para discutir una oferta final para  ser entregada al “viejo continente”. 

Según precisó el ministro de Producción, Francisco Cabrera, la  propuesta del Mercosur será entregada “cuanto antes” a Cecilia  Malmstrom, la sueca que ocupa el cargo de Comisaria de Comercio en  la Comisión Europea.

Cabrera señaló en rueda de prensa que las negociaciones están  “dentro de lo esperado”, ya ingresando en los detalles finales,  por lo que el gobierno de Mauricio Macri es “optimista sobre tener  pronto un acuerdo. 

El Ministro habló con la prensa en el Centro Cultural Kirchner, en un Foro de Negocios que se llevaba adelante por primera vez en  el marco de la 11ø Cumbre de la Organización de las Naciones  Unidas.  

Cabrera negó que la Unión Europea “esté reticente” a abrir su mercado a los productos agrícolas y derivados sudamericanos y  aclaró que la negociación de última hora “está puesta sobre los  cupos y plazos”. 

“Estamos en detalles respecto de las mermeladas, galletitas,  vinos”, dijo Cabera y precisó que la discusión en torno a los  productos vitivinícolas está sobre las “calidades” que podrán  ingresar a uno y otro lado del Atlántico. 

El Gobierno argentino y sus pares de la Región reconocen que el  sector industrial está más desarrollado, avanzado y competitivo en  Europa, por lo que quiere establecer plazos concretos para el  ingreso de productos a Sudamérica para no afectar a los  productores locales.  

Cabrera dijo que la Argentina pretender “terminar el acuerdo lo  más rápido posible” y señaló que habrá una reunión en Brasilia el  21 de diciembre que podría ser el marco del anuncio, tal como se  había esperanzado el presidente brasileño Michel Temer el domingo  en Buenos Aires. 

Agregó que gran parte de los beneficios que traerá el acuerdo  del libre comercio con la Unión Europea “no tiene tanto que ver  con el impacto en cada producto en particular que se vaya a  intercambiar ahora, sino que está relacionado a las inversiones  que esto generará en la Argentina”. 

“El mayor impacto tiene que ver con las inversiones, dado que  un bloque que económicamente es menos potente tendrá acceso a un  mercado tan importante como el”, dijo Cabrera.