El Gobierno presentará hoy el combo de medidas anti crisis para intentar llegar con algo de aire a las elecciones presidenciales, en un contexto de inflación sin control y alta volatilidad cambiaria. El anuncio consistirá en un paquete para reanimar el consumo de la mano de una serie de instrumentos cuyos pilares serán dos: un acuerdo de precios de una serie de productos de la canasta básica por seis meses y el regreso de los créditos Anses, que ahora podrán tomar los jubilados de hasta 90 años de edad por hasta $200.000 y utilizarlos para refinanciarse.

De acuerdo a la circular que el ente previsional comenzó a distribuir ayer entre sus delegaciones y a la que pudo acceder BAE Negocios, los préstamos que hoy tienen un límite máximo de $80.000, se podrán más que duplicar e incluso podrán utilizarse para precancelar deuda contraída previamente con el organismo, como había anticipado este medio.

Desde 2017 los créditos anteriormente llamados "Argenta" vivieron una explosión que ayudó al Gobierno a ganar las elecciones de medio término, cuando el universo alcanzado se amplió a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo ( AUH). Con este cambio, la Anses entregó más 3 millones de préstamos durante ese año y otros 3 millones en 2018.

Con plazos de pago de hasta cinco años, las tasas llegarán hasta el 51% anual

En cualquier caso, se mantendrá el requisito de que la cuota para devolver los créditos no podrá superar el 30% del haber, ya sea una jubilación, AUH o pensión. Como la misma se detrae mensualmente del ingreso, el porcentaje de mora es bajísimo.

La circular con los detalles del anuncio de hoy establece los nuevos requisitos para los préstamos que el ente previsional comenzó a ofrecer en base a esas directivas. El documento estaba guardado bajo siete llaves, a la espera de la conferencia de Macri y de los detalles que brindará luego el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso.

Lo cierto es que el monto máximo para jubilados se llevará a $200.000 desde los $80.000 actuales, con la posibilidad de pagarlo en 24, 36, 48 o 60 cuotas a tasas que van entre el 44,68% y el 50,85%, dependiendo del caso, siempre por debajo de las de mercado. Y la edad máxima para acceder ascenderá a 90 años.

Quienes cobren una pensión no contributiva, ya sea por invalidez o la universal para adulto mayor, podrán pedir hasta $70.000 a pagar en los mismos plazos con un costo que va entre el 40% y 47%.

Para los beneficiarios de la AUH, los créditos llegarán hasta los $12.000, por lo que el incremento será inferior al que tendrá en los otros casos. Hasta ayer estaban habilitados a sacar hasta $6.500 de deuda con el ente previsional.

Por otro lado, se sumará la posibilidad de refinanciar los créditos que se hayan obtenido previamente. De esta manera, los beneficiarios recibirán en su CBU la diferencia entre el nuevo préstamo y las cuotas vencidas e impagas, o no vencidas (precancelación).

De todas formas, dependerá de la situación crediticia del titular. Por ejemplo, si tiene cuotas pendientes de cobro pero no pagó la totalidad de las que ya vencieron, sólo podrá hacer una cancelación parcial o total pero no tomar un nuevo préstamo. En cambio, quien esté al día podrá hacer una cancelación total o pedir un crédito nuevo.

Distinto es el caso de quienes ya no tengan cuotas pendientes a cobrar. Con deuda vencida, accederán solamente a una cancelación parcial, pero si están al día estarán habilitados para un nuevo préstamo, esta vez por una cifra mayor.

Para los expertos, el relanzamiento de los créditos Anses no alcanzará para reanimar la actividad, ante el marco de ajuste fiscal y monetario que lleva adelante el Gobierno.