El Gobierno nacional negociará con la Ciudad de Buenos Aires una baja en el porcentaje de coparticipación que reciben las arcas porteñas tras la firma del consenso fiscal hace diez días entre la Casa Rosada y todos los gobernadores. Los cambios en el reparto federal que quedaron establecidos en el pacto dejó un “saldo” a favor de la Ciudad de fondos que con el esquema anterior no recibía y que sería un poco menor a los $6.000 millones. Actualmente, CABA es acreedor del 3,75% de la masa coparticipable por un decreto presidencial del año pasado.

Uno de los puntos que integran las 22 páginas del consenso fiscal consiste en el compromiso de la Casa Rosada de modificar el artículo 1º del decreto 194 del año pasado por el cual el presidente Mauricio Macri recalculó el porcentaje de reparto federal correspondiente a la Capital Federal luego de determinar el traspaso de parte de la administración de la Policía Federal al gobierno porteño. Así, la porción que se detrae para las arcas de la Ciudad pasó de 1,40% (aunque en términos reales era de 1,92%) a 3,75%. Los fondos afectados al resto de las provincias, no obstante, no se modificó ya que el reparto a la Capital Federal y Tierra del Fuego sale del 42,34% que recibe la Nación en la distribución primaria.

La letra del pacto fiscal firmado hace diez días en la Casa Rosada exige “reducir el porcentaje de participación de la CABA en los impuestos coparticipables de forma tal de mantenerla en condiciones de igualdad con el resto de las jurisdicciones frente a la derogación del artículo 104 de la Ley de Impuesto a las Ganancias y el incremento de la asignación específica del Impuesto al Cheque”. Según explicaron fuentes de provincias opositoras, la Ciudad quedaba, tras la reconfiguración del reparto, con “unos $7.000 millones a favor que anteriormente no recibía”. Eso sucede porque la CABA nunca recibió, a diferencia del resto de las provincias, los excedentes del Fondo del Conurbano Bonaerense. Desde el Ministerio del Interior afirmaron, no obstante, que esa suma es menor a los $6.000 millones.

De acuerdo a las pautas macrofiscales del Gobierno nacional, en 2018 la Ciudad de Buenos Aires recibiría unos 46.300 millones de pesos en concepto de coparticipación, por lo que la cifra involucrada en la negociación representa entre el 10 y el 15 por ciento de los giros de fondos federales a las arcas porteñas.

  • Neuquén manda el pacto fiscal a la legislatura

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, envió a la Legislatura el proyecto de ley para que se ratifique el Consenso Fiscal firmado por las provincias -excepto San Luis- y la Ciudad.

El proyecto faculta al Poder Ejecutivo “a adoptar las medidas necesarias y dictar las normas reglamentarias y/o complementarias para instrumentar el convenio y a disponer las reestructuraciones, modificaciones o reasignaciones presupuestarias necesarias para dar cumplimiento al Consenso ratificado”.

Se mencionó que “el acuerdo se enmarca en el programa de reducción de la carga tributaria que vienen implementando los gobiernos provinciales y el Estado Nacional, para continuar con una reforma amplia y gradual de impuestos nacionales.