Las principales empresas petroleras comercializadoras de combustibles comenzaron a analizar la posibilidad de concretar un incremento en los precios de las naftas súper y premium, luego de que el Ministerio de Energía recalculó los valores para la adquisición de bioetanol.

La Resolución 449-E, publicada ayer en el Boletín Oficial, modificó los precios de adquisición de bioetanol que fueron establecidos a través de la Resolución 415 del 31 de octubre último, y que habían motivado dos días después que las empresas petroleras dispusieran bajas de hasta 1,5% en las naftas.

Así, las petroleras estudian aplicar un aumento en el precio de los combustibles de entre el 6 y el 10%, que entraría en vigencia mañana jueves, según confirmaron empresarios ligados al sector de la comercialización.

Como reacción a la nueva disposición, las petroleras que participan del mercado de combustibles analizaban el impacto que tendrán los nuevos valores en sus precios al surtidor, por lo que no se descartaban anuncios de incrementos en las próximas horas.

Por su parte, la industria azucarera, en tanto, mostró su diferencia con la vuelta atrás del Ministerio de Energía que había aplicado anteriormente un 29% para pasarlo ahora a un 7,5 por ciento: “No estamos conformes” con la reformulación de los precios para vender el bioetanol en el mercado interno, dijeron.

El problema aducen, es que el gobierno le cambio las reglas de juego ya enmarcados en la ley 26.903. Las fuentes del sector argumentaron que en los próximos días darán una opinión formal respecto de la modificación, mas adelantaron que la misma sigue siendo “injusta e inconsulta dado que no respeta la formula establecida por la norma” y “mantenemos la idea de ir a la Justicia”.

Sucede que la decisión del Ejecutivo atenta contra el principio de seguridad jurídica, dado que las empresas bioetanoleras y azucareras realizaron inversiones sobre la base de un escenario previsto en la ley hasta el 2021.