Con el fin de calmar los convulsionados mercados financieros, el Gobierno anunció hoy el restablecimiento de las retenciones a las actividades agrícolas e industriales y la promesa de eliminar el déficit fiscal primario para 2019. 

Así lo informó este lunes el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien resaltó que por retenciones el Estado Nacional tendrá una recaudación adicional de 68 mil millones de pesos en lo que resta de 2018 y de 280 mil millones de pesos en 2019.

Esos derechos de ventas al exterior serán de 4 pesos por dólar para las exportaciones primarias y de 3 pesos por dólar para el resto de las exportaciones, detalló el funcionario, en una esperada rueda de prensa que brindó en el microcine del Palacio de Hacienda.

En un mensaje grabado difundido antes de la conferencia de Dujovne, el presidente Mauricio Macri justificó la decisión de reimplantar retenciones, al que volvió a calificar de impuesto "malísimo", en que el país atraviesa un período de "emergencia"

A pocos días de asumir la Presidencia, Macri participó de un acto con productores de Pergamino y allí anunció lo que todo el campo esperaba: la eliminación de las retenciones al trigo, maíz, carnes y de productos regionales y la reducción del gravamen a la soja en 5 puntos porcentuales por año.

Ahora, el ministro explicó que el esquema de retenciones será transitorio hasta diciembre de 2020, aunque la estimación es que si el tipo de cambio sube en función de la inflación podría ir disminuyendo, pese a que ello puede ser desfavorable porque haría bajar el volumen de las liquidaciones. 

Dujovne también indicó que habrá una reducción del 25,5% al 18% en la alícuota para porotos, harinas y aceite de soja, medida que se efectivizará desde este lunes.

"Las retenciones a la soja tenían un programa descendente para confluir al 18% en septiembre de 2019. Lo que hacemos es acelerar desde hoy la confluencia a ese 18%, desde el 25,5% actual", puntualizó el ministro.

A la vez, aseguró que se intentará eliminar el déficit fiscal primario en 2019 para obtener equilibrio en las cuentas públicas, que -según las estimaciones oficiales- registrarán un superávit del 1% del PBI en 2020.

"En 2019, en vez de la meta de 1,3% de déficit fiscal primario, vamos a ir al equilibrio fiscal. Vamos a ahorrar 6 mil millones de dólares, partiendo de un déficit del 2,7% del PBI este año", explicó el funcionario.

A la vez, precisó que "vamos a ahorrar 0,7% del PBI en inversión pública, 0,5% en subsidios económicos y 0,2% en gastos operativos".

En el caso de recorte de subsidios, se logrará mediante el traspaso de ese gasto a las provincias, que se harán cargo de la tarifa social eléctrica y de las bonificaciones en el transporte automotor, según indicó el ministro.

Las jurisdicciones más afectadas serán la provincia de Buenos Aires y la Ciudad porque la mayoría de los subsidios se concentran en esos dos distritos.

Respecto del ajuste en gastos operativos, surgirá de un ahorro del 20% en bienes y servicios y también del congelamiento del ingreso de personal a la administración pública y la recomposición salarial, que no podrá superar a la inflación. 

El ministro destacó que desde que asumió este Gobierno, en diciembre de 2015, y hasta el mismo mes de 2019, el Gobierno habrá logrado achicar el gasto público en un 4%.

Para Dujovne, "éstas son medidas necesarias para retomar la senda del crecimiento". La única manera de construir un camino estable y sustentable es saneando nuestras cuentas públicas".