La Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires publicó esta mañana el Índice de Precios al Consumidor de febrero, que registró un aumento del 2,6%. Tras una suba de 1,8% en enero, el acumulado en los dos primeros meses del año es de 4,2%. Si la tendencia se mantiene, el próximo mes la inflación ya podría superar una tercera parte de lo previsto por el Gobierno (15%).

La trayectoria interanual de este indicador se ubicó en 26,3%, 0,5% por encima del mes previo.

El informe señala que el aumento estuvo impulsado por los incrementos en las tarifas residenciales de electricidad y de transporte público. 

Otros aumentos que afectaron al índice fueron las subas registradas principalmente en las áreas de vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (3,9%), Transporte (5,4%, por las tarifas), Alimentos y bebidas no alcohólica (2%), Salud (2,6%, por aumentos en las prepagas) y Equipamiento y mantenimiento del hogar (3,2%, por aumentos en el salario del personal doméstico).

En cuanto a los alimentos, los principales impulsos provinieron de Carnes y derivados (3,1%), Frutas (6,0%) y Pan y cereales (1,9%). Por el contrario, se registró una baja en Verduras, tubérculos y Legumbres (-2,0%).

Durante el mes de febrero los servicios promediaron una suba de 3,5%, mientras que los bienes aumentaron 1,5%

La dinámica mensual de los Servicios respondió,  principalmente, a incrementos en las tarifas de electricidad y del transporte público de pasajeros; le siguieron en importancia  las subas en la comida consumida fuera del hogar, en las remuneraciones del servicio doméstico y en las cuotas de medicina prepaga. 

El comportamiento de los Bienes reflejó fundamentalmente  aumentos en los precios de los alimentos y de los combustibles para vehículos de uso del hogar, contrarrestados parcialmente por  las caídas, de carácter estacional, en las prendas de vestir y en  las verduras.

Así, en los primeros dos meses del año los Bienes acumularon una suba de 2,7% y los Servicios de 5,5%.