El índice de precios al consumidor a nivel nacional registró en noviembre una suba de 1,4%, impulsado esencialmente por el transporte, alimentos y bebidas e indumentaria y calzado. La inflación minorista acumuló un alza del 21% en los once primeros meses del corriente año, cuatro puntos porcentuales más que la pauta máxima que se había planteado el Banco Central para el 2017 de 17%.

A pesar de esta diferencia, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ponderó que este nivel de inflación "es la mitad del registrado el año pasado".

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el incremento de 1,4% registrado en noviembre resultó el más bajó en lo que va del segundo semestre del año.

Para el corriente mes de diciembre las consultoras prevén una suba superior al 2%, debido al incremento de las tarifas públicas y los combustibles.

Para Andres Asiaín, Director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), "en realidad, el Gobierno intenta frenar la inflación con un dólar barato, apertura de importaciones y paritarias "pisadas". El control monetario de la inflación no esta dando resultado porque el efecto de la suba de tarifas y precios regulados, combinado con tasas altas, que encarecen el costo financiero, se traduce en una mayor inflación. Y tampoco esta logrando bajarla a través de la baja de la demanda, que se reduce por el crecimiento la obra publica y el récord de créditos". Para el CESO la inflación en diciembre se acelera y los precios en los supermercados ya subieron 1,5% en 12 días.

Para la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) , para fin de año la inflación sería cercana al 25%.

En base al informe del Indec, durante noviembre los precios de los bienes mostraron un alza promedio de 1,5%, mientras que en el rubro servicios la suba fue de 1,1%.

Por su parte, los bienes considerados estacionales subieron 1,7%; los regulados, 1,5% y el denominado IPC Núcleo -del que no forman parte los estacionales ni los regulados- avanzó 1,3%.

En la medición por rubros, las mayores subas se anotaron en Transporte, con un incremento del 3%; Alimentos y Bebidas, 1,2%; Indumentaria y calzado, 1,3%; al igual que Salud, mientras que el rubro Vivienda, agua, electricidad gas y otros combustibles, aumentó 1,2%.

En tanto el ítem Comunicación subió 0,7%; al igual que Recreación y cultura, y Otros Bienes y servicios, con una suba de 1,2%".

Desde inicio de año, la inflación alcanzó al 21% con subas del 32% en Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, por el incremento de tarifas; 31,9% en Comunicación; 31,5% en Educación; 19,6% en Alimentos y Bebidas; y 16,8% en Transporte, entre otros.