Mañana, el Indec publicará el dato de variación de la actividad económica de septiembre. Hasta acá, los números oficiales mostraron que la recesión no dio tregua y según el Índice Líder de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), publicado la semana pasada, las chances de abandonarla cayeron en forma sensible.

Agosto registró una baja intermensual desestacionalizada del PBI de 1%. Además marcó un deterioro interanual de 3,8%. Por su parte, los indicadores adelantados de septiembre parecen prometer que la continuidad tampoco fue de repunte. La recaudación cayó 7% real; la producción automotriz cayó 24,7% respecto al mismo mes del 2018, que a su vez había registrado una contracción de 20,6% respecto al de 2017; los despachos de cemento bajaron 6,7% versus septiembre del 2018, que ya había tenido una merma de 10,6% frente al de 2017; el Índice Construya se contrajo 6,7% interanual y 1,5% intermensual desestacionalizado; y las importaciones desde Brasil cayeron 27%.

Hacia adelante la cuestión siguió empeorando. El Índice Líder de la UTDT tuvo un fuerte deterioro en octubre. Mientras que durante septiembre marcaba una probabilidad de 94,7% de que en seis meses la economía pudiera dejar atrás la recesión. En cambio, durante octubre esa posibilidad cayó al 64,6%.