Como se esperaba como resultado de un aumento mayor de los regulados durante diciembre, los participantes del REM aumentaron levemente sus pronósticos de inflación para 2017 de 23% a 23,5%, mientras la inflación núcleo para 2017 se mantuvo en 21%.

La inflación anual esperada para 2018 se ubicó en 16,6% para el nivel general y en 14,9% para la núcleo. El crecimiento económico proyectado para el próximo trienio se mantiene entre 2,9% y 3,3% por año. 

La expectativa de crecimiento sin estacionalidad para el tercer trimestre se sostiene en 1,4% (cálculo implícito). Para el cuarto trimestre los analistas esperan una expansión de 1% y anticipan para el primer trimestre de 2018 una suba de 0,7%. Asimismo, la proyección de tasa de interés nominal de referencia para la política monetaria se elevó para todos los períodos relevados y se corrigió levemente a la baja el pronóstico de tipo de cambio nominal.