Los países miembro del Mercosur y de la Unión Europea comenzaron ayer, en la ciudad de Asunción, una nueva instancia de negociación que permita avanzar con un entendimiento político para encaminar las negociaciones hacia un acuerdo de asociación birregional.

Luego de las rondas realizadas a mediados de diciembre en Buenos Aires y en enero en Bruselas, las expectativas de los dos bloques están puestas en la cita en la capital de Paraguay, que ejerce la presidente pro témpore del Mercosur y coordinará las reuniones que se extenderán hasta el 2 de marzo.

La delegación argentina está encabezada por el secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, Horacio Reyser, junto a funcionarios del Palacio San Martín y los ministerios de Producción y Agroindustria. El canciller paraguayo Eladio Loizaga afirmó en la previa del encuentro -en declaraciones citadas por la prensa de su país-, que "todavía faltan concluir temas pendientes sensibles" pero estimó que "ya hay un acuerdo en un 90 por ciento", entre el que destacó un punto clave como el relacionado a la carne bovina del que dijo "ya está resuelto" con una elevación del cupo que aceptará la UE.