Luego de dos semanas de deliberaciones en Asunción, nuevamente fracasó el intento del Gobierno y sus pares del Mercosur por anunciar un acuerdo político con la Unión Europea (UE), ante la innumerable cantidad de puntos en discordia que muestran una gran brecha entre los empresarios de ambos bloques.

A pesar de la instalación mediática de que hoy se daría a conocer dicho acuerdo político, fuentes del Mercosur apuntaron anoche a BAE Negocios/Crónica que "hay pocos avances y muchos retrocesos. Nada se anuncia en Asunción". Los presagios se cumplieron: las declaraciones del Gobierno van por un carril voluntarista y la realidad comercial por otro. El lunes último, los cuatros gobiernos del Mercosur recibieron un alerta de las centrales industriales del bloque respecto de cómo avanza la discusión.

Por primera vez desde que se reanudaron las conversaciones en junio de 2016, coincidieron en forma pública el sector manufacturero y el agropecuario. Por un lado, la Unión Industrial Argentina (UIA); la Confederaçao Nacional da Indústria (de Brasil); la Unión Industrial Paraguaya; y la Cámara de Industrias del Uruguay, emitieron una fuerte declaración, planteando la falta de transparencia de los diálogos.

Al mismo tiempo, el Foro Mercosur de la Carne criticaba también la falta de información y se afianzaba en un volumen de 160.000 toneladas de carne vacuna, frente a las 70.000 mil ofrecidas por la UE. Ahora, todo es máxima incertidumbre, ya que se acercan los tiempos electorales en Brasil.