En un marco de optimismo por parte del Mercosur, entre el lunes y viernes de la próxima semana, en Brasilia, el bloque sudamericano negociará nuevamente con la Unión Europea (UE) los avances para un Tratado de Libre Comercio.

Si bien la UE no ha dado indicios claros sobre una mejora en el acceso a los mercados, en especial para el caso de la carne vacuna y el etanol, en el Mercosur ven que habrá adelantos en los textos de todos los demás capítulos (servicios, compras gubernamentales, pymes, barreras, entre otros), indicaron fuentes del bloque.

La cumbre del 6 al 10 de noviembre sería la última antes de la reunión de la OMC en Buenos Aires, a menos que se pueda coordinar otra en tiempo récord. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que quiere “hacer todo” lo posible para alcanzar un acuerdo comercial con el Mercosur antes de fi nales de 2017.

Sin embargo, en una cena de trabajo esta semana, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, buscó moderar la política comercial aperturista de la UE, lo que amenaza las negociaciones con el bloque sudamericano. “Quise clarifi car la posición francesa, recordar sobre este tema la necesidad de una política equilibrada entre apertura y protección”, explicó el joven mandatario centrista.

El francés anunció sorpresivamente que hará “propuestas” sobre el Mercosur “en las próximas semanas”.

Acuerdo con Chile
Los cancilleres de la Argentina, Jorge Faurie, y de Chile, Heraldo Muñoz, formalizaron ayer la firma de un nuevo acuerdo comercial con disposiciones en áreas como Inversiones, Servicios, Compras Públicas, Telecomunicaciones y Comercio Electrónico, entre varias otras.