El Merval se hundió ayer un 2,5% y sumó así su quinta caída al hilo. La baja estuvo impulsada por versiones respecto a que la Anses podría salir en breve salir a desarmar posiciones en acciones de su Fondo de Garantía de Sustentabilidad y el retroceso que registró Wall Street a causa del desplome de Facebook.

Ninguno de los 31 papeles que integran el panel líder de la Bolsa porteña pudo escapar ayer a los números rojos. Los descensos más pronunciados fueron para Pampa Energía, que perdió 4,07%; Consultatio, que cedió un 3,95% y Phoenix Global Resources (PGR), que terminó un 3,79% abajo.

"La baja de la plaza local estuvo justificada por dos factores: el primero fue de orden estrictamente local, y tuvo que ver con la noticia que apareció el viernes pasado en relación a que la Anses tenía pensado desarmar posiciones en acciones locales; y el segundo con el exterior, más precisamente con el fuerte descenso que experimentaron los principales índices bursátiles de EE.UU.", señaló Eduardo Fernández, analista de Rava, quien calificó la rueda de ayer como "nefasta" para el segmento de renta variable local.