De la mano de otras jornada negra para los mercados del mundo, las acciones líderes locales sufrieron su peor derrape en tres meses, mientras que los bonos en dólares perdieron hasta 3 por ciento.

El Merval cayó un 4,48% ayer, la mayor baja diaria desde el 24 de agosto último. De esta manera, quebró una racha positiva de tres jornadas consecutivas, tras el efecto positivo que generó la aprobación del Presupuesto 2019.

Tras el feriado, la Bolsa porteña arrancó la semana con una fuerte tendencia negativa, que ya se había anticipado el día anterior con fuertes caídas en los Adrs argentinos que operan en Wall Street. Las acciones de compañías financieras y del sector petrolero fueron las más castigadas, mientras que entre los bonos, los más golpeados fueron las emisiones en dólares de largo plazo.