El Foro Económico Mundial, que inició ayer su edición latinoamericana conocida como Mini Davos, divulgó su último Índice de Desarrollo Integrador (IDI), que marca el fin de la recesión en Argentina y Brasil pero proyecta un leve crecimiento para la región en torno a 1,7% este año.

"Si bien 2017 finalizó de manera optimista, marcando el fin de la recesión en Brasil y Argentina, el modesto aumento en la actividad económica y la eficiencia en los últimos cinco años, y la tasa proyectada de crecimiento del 1,7% para 2018, no resultarán suficientes para resolver las cuestiones de sustentabilidad de la región y permitir un sólido aumento en la media de los estándares de vida", advirtió en un documento.

El informe, que analiza 16 economías latinoamericanas, admite que "el crecimiento por sí mismo no será suficiente para frenar las desigualdades, uno de los desafíos que enfrenta la región",.

Los altos niveles de desigualdad social y la elevada deuda pública amenazan a las futuras generaciones latinoamericanas, según el Índice de Desarrollo Integrador (IDI) 2018 de la edición regional del Foro Económico Mundial, conocido como Mini Davos, que se desarrolla en San Pablo.