La actividad económica se consolidó este año impulsada por la construcción y la inversión, con la cual el Producto Bruto Interno (PIB) recuperó el terreno perdido desde 2015, de acuerdo con un informe de la consultora Ecolatina.

"Si bien aún no se dieron a conocer los datos de crecimiento del PBI correspondiente al tercer trimestre de 2017, la información que se desprende del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) nos permite estimar que el período mostrará un alza cercana a 4,3% interanual", indicó Ecolatina. 

El sector de la construcción, por el lado de la oferta, y la inversión, por el lado de la demanda impulsaron la actividad así como también lo hizo el consumo agregado. 
El informe señaló que "las perspectivas para el cuarto trimestre de 2017 son un poco menos alentadoras". 

"El nivel de actividad alcanzó el máximo previo – correspondiente a 2015 -, razón por la cual todo avance sería, a partir de ahora, una expansión genuina, lo cual hace más difícil el aumento", agregó. 

La perspectiva es que se mantendrá la tendencia de crecimiento en el sector agropecuario, la industria y los servicios. 

El complejo manufacturero, traccionado por la producción automotriz, y los insumos intermedios (metálica y minerales no metálicos) continuarán contribuyendo al crecimiento.

Por el lado de los servicios, la intermediación financiera y transporte y comunicaciones prolongarán su crecimiento más allá de haber superado el pico previo.

Desde la demanda, la inversión continuará siendo la principal impulsora del alza de la actividad, aunque probablemente su ritmo también se desacelere en relación al alza del tercer trimestre. 

En tanto, el consumo, que tomó impulso durante los meses de elecciones, continuará mostrando variaciones interanuales positivas de acuerdo al incremento en el poder adquisitivo de los ingresos laborales y pasivos y al mayor acceso al crédito. 

Las subas de tarifas, el menor dinamismo de la obra pública y el endurecimiento de la política monetaria por parte del BCRA pueden ralentizar en el margen el ritmo del crecimiento, por lo que 2017 cerraría con un alza del PBI inferior al 3%.