El Senado debatía esta tarde los proyectos de ley de Presupuesto 2018, reforma tributaria y prórroga del impuesto al cheque en un debate conjunto y se prevé que la votación se lleve a cabo cerca de las 22.

En la sesión hay 39 oradores anotados para exponer sobre las tres iniciativas, incluidos los senadores que pronunciarán los discursos de cierre, Adolfo Rodríguez Saá (Interbloque Federal), Cristina Kirchner (FPV), Miguel Pichetto (Bloque Justicialista) y Luis Naidenoff (Cambiemos).

El oficialismo confía en convertir en ley las tres iniciativas con el respaldo de al menos un sector del Bloque Justicialista, mientras que el kirchnerismo pronunciará las críticas más duras a la totalidad del paquete económico que el Gobierno envió al Congreso.

Al inicio del debate, el oficialista Esteban Bullrich defendió los proyectos como presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, aunque su discurso apuntó más a los objetivos generales que Cambiemos fijó durante la campaña de 2015 que a los detalles de las iniciativas.

“Este Gobierno, con mucha sencillez en la complejidad que nace de administrar el Estado, ha definido tres grandes objetivos: terminar con la pobreza, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos, metas sociales que están reflejadas en este Presupuesto”, sostuvo Bullrich.

El legislador de Cambiemos consideró que se debe “romper esa cadena en donde el más débil es el que más sufre y menos oportunidades tiene” y afirmó que “donde hay pobreza hubo un Estado que mal administró los recursos públicos, que abandonó a ese ciudadano, que tuvo una actitud pasiva frente a esa pobreza”.

Además, destacó la proyección de una inflación de 15,7% para el año próximo, tras señalar que “en Argentina hay más de cuatro millones de argentinos que están en la informalidad, a ellos no les cabe ninguna paritaria, por eso es tan nociva la inflación”.

En este sentido, agregó que “no basta con reducir la inflación” sino que es necesario “reconocer la situación social” y destacó que por eso el Gobierno “aumentó la Asignación Universal por Hijo a través de la incorporación de los hijos de monotributistas” y prevé “para 2018 incorporar 200 mil niños y niñas más”.

Por su parte, la senadora del FPV Anabel Fernández Sagasti cuestionó en primer lugar la celeridad con la que avanza el paquete de leyes económicas en el Senado y en este sentido afirmó que la sesión de este miércoles es “un simulacro de debate”.

Luego criticó el acuerdo entre la Casa Rosada y los gobernadores en torno al paquete de leyes económicas y advirtió: “Los gobernadores tienen en claro que esta política económica nos lleva al precipicio”.

La legisladora mendocina sostuvo además que “el macrismo sostiene que las empresas no invierten en la Argentina porque los costos laborales, como el oficialismo los denomina, y la carga impositiva, no permiten inversiones, pero sin impuestos no hay obra pública”.

“Ustedes nos dicen que nosotros somos el pasado y en nombre del futuro, ustedes achican el mejor programa de educación digital que tuvo la Argentina, que permitió que cuatro millones de pibes accedan a una netbook. Ustedes que son el futuro y nosotros que somos el pasado, hicimos que dos satélites estuvieran en el espacio. Dicen que son el futuro pero le cortan el presupuesto a la ciencia y la tecnología”, concluyó.