El Ministerio de Transporte anunció cómo ajustará el cuadro tarifario de colectivos, trenes y subtes desde febrero y cómo implementará el nuevo sistema de conexión de distintos medios de transporte en un solo viaje. Con los aumentos ya clarificados, los economistas estiman que el impacto del reajuste en la inflación será, hacia junio, de 1,3%.

Las metas de inflación ya modificadas por el Ministerio de Hacienda comenzarán a sentir las primeras presiones de subas de precios del año desde este mes con una serie de servicios que aumentarán sus valores, pero principalmente por el ajuste de tarifas de transporte desde febrero, el sector en el que menor cantidad de subsidios había eliminado el Gobierno nacional en los últimos dos años, en comparación con las quitas de subvenciones a las boletas de gas, electricidad o agua, en el tramo enero-noviembre del año pasado bajaron 40% de forma nominal. Los fondos destinados por la Casa Rosada para subsidiar el boleto del transporte público sumaban, en el mismo lapso, una suma superior a los 78.000 millones de pesos. La decisión de llevar adelante un reajuste de tarifas de transporte, de todas formas, ya estaba descontado por el Banco Central ya que sus autoridades, incluso, fueron consultados para la diagramación del nuevo cuadro.

En febrero, el impacto de los nuevos precios del transporte, según cálculos preliminares de consultoras privadas, sería de un 0,6% para la medición general de inflación de ese mes. Considerando la aplicación total del cuadro tarifario modificado, que será en junio, el aporte de las nuevas tarifas a la suba de precios general del año será de entre 1,2% (según comentó Fausto Spotorno, de Orlando Ferreres y Asociados) y 1,3% (cifra de la consultora EcoGo).

El margen para bajar la tasa de interés con la que cuenta el Banco Central para ajustarse a la nueva meta de inflación, no obstante, aparece como cada vez más lejana para los analistas. "El incremento anunciado se suma a los aumentos en electricidad, taxis, medicina prepaga y educación que tendrán como corolario una inflación mensual caliente. Si, además, se tiene en cuenta el relajamiento de las expectativas inflacionarias tras el cambio de metas, el BCRA no tiene mucho margen para reducir la tasa de referencia", publicó Management&Fit. Por su parte, Federico Furiase de EcoGo consideró que "la inflación de los próximos meses va a estar impulsada por la suba de tarifas, el aumento del dólar en un contexto donde se abrirán las negociaciones paritarias, con lo cual si el BCRA va en serio en tratar de alienar las expectativas de inflación a la nueva meta del 15%, el margen para seguir bajando las tasas en los mercados secundarios de Lebacs luce muy limitado, y eso permitirá estabilizar las expectativas de devaluación", explicó.

Los nuevos precios

La tarifa de colectivos en el área metropolitana de Buenos Aires subirá de $6 a $8 y la de los trenes saltará de $4 a $5,50 desde el primero de febrero próximo, aunque habrá dos aumentos más en abril y junio, hasta completar hasta 66%. El boleto del subte porteño, en tanto, escalará de $7,50 a $11 en abril -46,7%- y se irá hasta los $12,50 -66,7%- en junio.

En tanto, el pasaje de tren que en la actualidad se ubica en los $4 se irá el 1 de febrero a los $5,50; en abril se sumarán otros 75 centavos, hasta los $6,25 y en junio volverá a subir 50 centavos, hasta los $6,75. "Tenemos el objetivo de en 2020 unificar los criterios de subsidios entre el interior y la zona metropolitana", afirmó el ministro Guillermo Dietrich.