El nuevo ajuste sobre la obra pública y el parate sobre la privada generado por el round devaluatorio llevaron a la construcción a un descenso de 8,5% interanual. La compra de equipo durable nacional, además, cayó 8,1% y la de importado, 18,6%.

El informe de ITE-FGA destacó: "La obra publica tuvo un fuerte retroceso explicado por la desestabilización económica post-PASO. La obra privada sigue estancada desde finales del año pasado".

Y agregó: "La inversión en equipo de producción nacional se redujo 8,1% anual, acumulando veintitrés meses de caídas. Los mas afectados fueron la Siderurgia y Químicos y Plásticos. El importado cayó 18,6% anual, el diecisieteavo mes de recesión".