El anuncio de Miguel Pichetto como compañero de fórmula de Mauricio Macri produjo un efecto negativo en el campo a partir de una baja en el tipo de cambio que se traduce en un crecimiento de las retenciones a la soja. Sin embargo, la mejora de los precios externos está frenando esa quita, que de no haber sido así sería perjudicial para el productor.

El jueves pasado con un dólar a $43,1, la retención por la oleaginosa fue de 27,28%. El día que se supo que el jefe de la bancada peronista en el Senado era candidato, el impuesto era de 26,99%.

Pero a partir de las fuertes lluvias en Estados Unidos, que genera a la fecha un lento avance de la siembra de la soja, los valores en Chicago comenzaron a subir. Ayer finalizó en US$335, lo que significó una mejora del 1,2% respecto del viernes. Al cierre de esta edición, el mercado electrónico reflejaba una oleaginosa en alza.

Para el analista de la corredora Futuros y Opciones (FyO), Dante Romano, "la baja del dólar es contenida por el buen precio que se ve en Chicago". "Si este no estuviera presente y se combina con el tipo de cambio, el escenario se complica", dijo.