El próximo 10 de diciembre, Alberto Fernández asumirá la presidencia de la Nación, en reemplazo de Mauricio Macri, y ese mismo día comenzará a lidiar con problemas económicos urgentes que heredará de su antecesor: una deuda insostenible con acreedores privados, la alta nominalidad que hoy tiene la Argentina y una situación social que mantiene sumergida a 40% de la población bajo la línea de pobreza.

"Los tres principales problemas que enfrentará la gestión de Alberto Fernández en 2020 son el tema fiscal, la estabilización nominal y la recuperación económica", resumió en diálogo con BAE Negocios el economista Matías Carugati.

Negociación por la deuda: prolija, rápida y ordenada 

Carugati explica que Macri va a terminar su mandato con un déficit primario inferior a 1% del PBI. Pero que, por efectos inerciales, escalaría al doble en 2020. "El servicio de la deuda -pago de capital e intereses- viene pesado. Sin financiamiento, Argentina se encamina a una negociación con los acreedores que será con quita y, posiblemente, con una postergación de los pagos. El resultado de esta negociación es crucial, porque es lo que permitirá -o no- conseguir algo de espacio como para desplegar una política económica más activa", completó.

Alberto Fernández ha reiterado en varias ocasiones que lo que necesita su futuro gobierno no es más préstamos internacionales, sino que el país ingrese en un sendero de crecimiento para poder pagar los vencimientos que se avecinan. Guillermo Nielsen, referente económico del albertismo se ha pronunciado por una renegociación de la deuda que se resuelva en el corto plazo y que de este modo se despeje cuanto antes el horizonte financiero argentino.

"Existe una necesidad de renegociar de forma prolija, rápida y ordenada para evitar problemas mayores, porque hay vencimientos muy grandes, muy pronto. Los vencimientos acumulados en el primer semestre del año totalizan 27.000 millones de dólares. Si no se consigue una refinanciación puede generar que un problema de liquidez sostenido en el tiempo se convierta en un problema más grande", advirtió Martín Kalos, economista en Jefe de consultora Elpysis.

La renegociación de la deuda no sólo requiere de buenas intenciones entre Argentina y los acreedores privados, sino que también necesita del visto bueno del Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo que ha autorizado un préstamo extraordinario de unos 54.000 millones de dólares al gobierno de Macri, la mayor parte de la cual ya ha girado al país. La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, ha dicho que está lista para ayudar a Argentina y a trabajar con la nueva administración.

Para Martín Vauthier, de consultora Eco Go, Alberto Fernández enfrentará desafíos urgentes que estan vinculados a la necesidad de un programa de estabilización que encare todos estos puntos de forma simultánea. "En lo que se refiere a la deuda que hay que tomar una definición muy rápida, justamente por los vencimientos de dólares que hay en el corto plazo, pero en especial por los compromisos en pesos que hay en diciembre", consideró. Vauthier cree que para que una eventual reestructuración de la deuda salga sea exitosa, es condicion necesaria tener un programa que asegure la consistencia fiscal y monetaria. "Eso va a determinar la tasa de salida -exit yield- y el éxito del programa", apuntó.

Alta nominalidad, alta tensión

Pero para crecer, para "encender la llava de la economía", como quiere el presidente electo, no basta con buenas intenciones. Hay problemas adicionales que hay que solucionar de manera inmediata. Y uno de ellos es la alta nominalidad de la economía argentina.

De acuerdo con el último informe del Indec, la inflación superó el 50% interanual en octubre, con un acumulado superior al 42% en lo que va del año. De acuerdo con las proyecciones de privados, noviembre y diciembre registrarán, cada uno, una inflación superior al 4%. La inflación del año cerraría por encima del 55% y volvería a ser, por segundo año consecutivo, la mayor desde 1991. 

"Para encontrar una tasa de inflación mayor a la actual hay que retrotraerse a la salida de la hiperinflación. La mayor en casi dos decadas. Esto impone condiciones muy duras sobre tasas de interés, golpea muy fuerte salarios, los márgenes de ganancias sobre todo de Pymes, y por supuesto, juega tambien sobre expectativas de devaluacion. Toda esa nominalidad alta es un problema a resolver", enumeró Kalos.

Precisamente, el dólar, la inflación y las tasas de interés han sido un dolor de cabeza para los agentes económicos, sobre todo desde inicios de 2018, luego de que el gobierno de Macri cambió las metas de inflación el 27 de diciembre de 2017, el famoso "27-D"

Lo cierto es que, desde que asumió Macri, el dólar mayorista pasó de 9 pesos a 60. Cierto es que cuando Macri tomó las riendas del país, tuvo que desarmar un cepo cambiario heredado que mantenía el precio del dólar blue cercano a los 15 pesos, una cotización que era tomada como la minorista real en un esquema de control de cambios

De todos modos, el dólar en pizarras de la City porteña hoy se vende a 63 pesos, mientras la cotización del dólar blue hoy asciende a 67 pesos y los tipos de cambio implícitos en las operaciones bursátiles -dólar CCL y dólar MEP- se ubican entre 75 y 78 pesos. Macri también dejará a su sucesor un control de cambios que mantienen congelada la economía e impide a ahorristas y empresas proteger sus posiciones en pesos.

"Es necesario un esquema cambiario que brinde previsibilidad nominal. El cepo es algo negativo, porque nunca son positivas las restricciones. Pero la verdad es que en el contexto actual de Argentina, el esquema cambiario tiene que brindar previsibilidad nominal. La ventaja para el gobierno que viene es que el cepo ya está vigente. Eventualmente habra que ver como sigue", consideró Vauthier, de Eco Go.

Para Carugati, la estabilización nominal implica trabajar sobre una inflación con mucha inercia y mucho más sensible a shocks que antes. "Evitar la indexación y el acortamiento de los contratos debería ser un objetivo prioritario, pero para ello hay que encontrar algún ancla que permita alinear expectativas", explicó. 

Hallar ese ancla no parece hoy tarea sencilla. Aún no se conoce cómo será el gabinete económico de Alberto Fernández, aunque algunos nombres ya suenan fuerte. El economista Matías Kulfas podría ser el ministro de Hacienda. Él no ha descartado usar la herramienta de financiación del Tesoro con los recursos del Banco Central. "Se está previendo un mayor uso de la emisión monetaria como fuente de financiamiento fiscal", advirtió Carugati.

Crecer no será fácil

Pero, ¿y si Alberto Fernández lograra sortear con éxito los dos desafíos anteriores: renegociar la deuda de manera exitosa y reducir la tasa de nominalidad de la economía argentina en el corto plazo? Todavía quedaría otro de gran importancia, prioritario para el mandatario electo.  Se trata de la recuperación económica, un problema que no tiene soluciones mágicas. 

"El tercer problema de Argentina hoy es la situación social, laboral y productiva.  La economia acumula dos años de contracción y se encamina a un tercero en 2020, casi inevitablemente", advirtió Kalos. 

Para este economista de Elypsis, salir de esta crisis requiere de políticas que van a llevar un tiempo, incluyendo los otros dos desafíos de renegociacion de la deuda y reducción de la nominalidad. "Esta crisis viene siendo arrastrada por una economía que está estancada desde 2011. Por ejemplo, hay sectores, nichos productivos, Pymes que están muy comprometidas para seguir aguantando hasta que haya un horizonte de salida de la crisis. Pero también esta situación golpea en variables sociales y laborales que hacen a la calidad de vida de la población. Aumento de desempleo, pobreza, indigencia y desigualdad social", desarrolló Kalos.

Los últimos datos del Indec registraron que la pobreza superó el 35% al primer semestre de 2019, con pico de 39,8% en el Conurbano bonaerense. En el inicio de su mandato, Macri reclamó que su gestión sea evaluada por este indicador social, pero cerca de 4 millones de argentinos más han caído bajo la línea de pobreza en los últimos dos años. Otros informes oficiales también han sido negativos: el desempleo alcanzó las dos cifras y la desigualdad ha aumentado en forma considerable. Hay sectores, o franjas etarias más castigadas que otros.

"Cuando uno mira la pobreza que afecta a la mitad de los niños y niñas de nuestro país y el desempleo entre mujeres jóvenes es cuando realmente la situación se torna pésima. El problema de como dar un paliativo a condiciones de vida muy deterioradas, algo que también hace a la sostenibilidad a futuro. No se puede sostener a una sociedad en la que la mitad de los niños y niñas crecen bajo la línea de pobreza",  indicó Kalos.

Los detalles del plan de Alberto Fernández para comenzar a salir de esta situación no se conocen, pero la recuperación económica es una condicion necesaria y excluyente.  El fracaso de Macri en este aspecto explica, en cierta medida, que haya perdido la reelección frente a Alberto Fernández. El problema es que reactivar la economía no es una promesa fácil cuando la política económica no tiene muchos grados de libertad", advirtió Carugati.

¿Cómo empezar a construir el camino? "Con un acuerdo de precios y salarios que permita alinear expectativas nominales hacia adelante sobre varios precios de la economía: tasas de interes, precios al consumidor, salarios. Son variables relevantes que van a jugar en las expectativas", apuntó Vauthier, de Eco Go.

"Luego encarar desafios más estructurales de la Argentina, que son necesarios para evitar las crisis recurrentes. Volver a crecer. Sin crecimiento, ningún programa puede funcionar. Crecer via inversiones y via exportaciones, y no tanto mediante consumo, como se ha hecho reiteradas veces en las últimas décadas", recomendó. 

Más notas de

Juan Manuel Cocco

Sin crédito, la venta de inmuebles cerrará 2019 en mínimos históricos

Sin crédito, la venta de inmuebles cerrará 2019 en mínimos históricos

El bueno, el sucio y el malo: los tres desafíos que enfrentará Alberto F. en 2020

El 40% de la población está sumida bajo la línea de pobreza

Guerra "sin cuartel" entre bancos y fintech: cuál es el preciado botín por el que luchan

Fintech ofrecen servicios de compra-venta de dólares con menor precio y spread.

Balance de Mercado Libre: perdió US$146 millones en el tercer trimestre, pero los ingresos volaron 70%

Balance de Mercado Libre del tercer trimestre de 2019.

El BCRA da el primer paso hacia la transición presidencial, pero lo pagará el ahorrista

El "cepo hard" anunciado hoy por Sandleris procura tenderle al Presidente un camino más despejado hasta el 10 de diciembre

El dólar paralelo no tiene precio: el país "se hace puré"

"Dólar puré": así se llama la divisa adquirida en el mercado legal y su posterior venta en el paralelo

"Bin Laden", el billete "intocable" que está a precio de remate en las cuevas

"Mientras las cuevas pagan el euro $74/$75 por unidad y lo venden a $80/$81, un

Lavagna llamó y solicitó que se aprueben los US$5.400 millones

Lavagna habló con boards

El FMI le da una "ametralladora" al Gobierno contra una corrida

El Gobierno podría usar 7.200 millones de dólares, suficiente para ahogar una eventual corrida contra el peso

Dólar y deuda: el Fondo alerta por los "altos riesgos" de cara a las elecciones

Dólar y deuda: el Fondo alerta por los "altos riesgos" de cara a las elecciones

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos