n Las expectativas de inflación subieron tras los cambios en las metas anunciados por el Gobierno y el Banco Central, lo cual no es "positivo" y puede "complicar" las negociaciones salariales de este año, según alertó un informe privado.

"La decisión del Gobierno, anunciada el 28 de diciembre, apunta a neutralizar los efectos no deseados de la política de estabilización, particularmente el enfriamiento del consumo y el deterioro de las cuentas externas", señaló el análisis elaborado por la Fundación Mediterránea.

En ese sentido, consideró que "metas inflacionarias más laxas dan cierto margen para la reducción de las tasas de interés, con efecto sobre el nivel de actividad y el mercado cambiario".

Sin embargo, aclaró "para que este rediseño arroje resultados, la inflación esperada no debería aumentar demasiado ya que, de hacerlo, la baja de tasas de interés podría interrumpirse".

Según sostuvo, a partir de los anuncios, "las tasas de interés por depósitos y créditos no se han modificado en forma significativa", pero las expectativas de inflación "han subido un par de andariveles, lo que puede complicar la negociación de las paritarias de 2018".

Puntualizó que "el mayor impacto, hasta ahora, se advierte en el precio del dólar". Resaltó además que "en un mes y medio, el tipo de cambio nominal subió 12%, cuando en 11 meses de 2017 lo había hecho sólo 9%".