La expectativa del campo está concentrada en que la vuelta del kirchnerismo, ahora en manos de Alberto Fernández, no repita los errores que llevaron a un enfrentamiento como fue la 125. Si esto no sucede, la convivencia será buena.

Ayer los productores volvieron a las urnas y repitieron su voto fiel a Cambiemos, como sucedió en las PASO. Lo hicieron reconociendo que no alcanzaría como en 2015, pero el voto fue más ideológico que otra cosa. Hoy aspiran al "diálogo", aunque saben que tendrán un camino difícil, pero ya vienen tendiendo puentes para evitarlo.

La futura relación dependerá de que no haya provocaciones."Oligarquía", "piquetes de la abundancia", palabras que se escucharon y mucho en el 2008 y que llevaron a un enfrentamiento entre ambos sectores deberán ser cosa del pasado.

Para el campo lo más importante es que los mercados estén abiertos, que no haya trabas para exportar sus granos, que no creen cupos. Todos mecanismos que se aplicaron con el objetivo que los precios externos no se trasladen al mercado interno.

Por lo pronto, en una reunión que mantuvo meses atrás la Mesa de Enlace con Fernández, éste se comprometió a "no volver a implementar políticas que hicieron daño" y a "trabajar en conjunto".

Esto es precisamente lo que se puede leer en el documento "Notas para una política agropecuaria", que tiene en su poder el Frente de Todos. El texto pone paños fríos al temor del campo y propone reconstruir la relación reconociendo que hoy "no hay puentes de confianza" y por ende "hay que construirlos".

"Se aprende de los errores, errores que jamás volveremos a cometer", sostiene el paper. Es el caso de la carne y el trigo, donde se planchó el mercado con el objetivo de tener un precio más accesible al consumidor, pero que terminaron afectando a los dos productos.

"Nosotros no hablamos de ROES ni de cerrar los mercados", señalan las fuentes que elaboraron el documento. Por el contrario, "el objetivo es tirar puentes de confianza" y se está lejos "de buscar revanchismo", indicaron. "Hay que trabajar todos por la Argentina", afirmaron.

Si esto último se cumple, la relación será buena. Lo único que quiere el campo es que lo dejen trabajar. No le preocupa si suben o bajan las retenciones, pero sí que la economía esté ordenada. Hoy critican a Cambiemos por la devaluación que afecta su rentabilidad. Muchos compraron insumos a precio abierto y sin créditos debieron recurrir a su producción para afrontar la campaña. Nuevamente piden reglas claras y no trabas.

Estará entonces en Alberto Fernández cambiar. A partir del 10 de diciembre podrá demostrar si es diferente.

Más notas de

Merino Soto

El campo pidió que la política también "ponga lo suyo"

Último encuentro con las entidades del agro

A horas de asumir Alberto, el campo desacelera la venta de soja

El productor decidió esperar para negociar sus granos

A la espera de un alza en las retenciones, el campo aceleró más de 200% la venta de soja

El campo aceleró más de 200% la venta de soja

“Hay que compatibilizar la rentabilidad y que la población tenga acceso a alimentos en calidad y cantidad”

“Hay que compatibilizar rentabilidad y el acceso a alimentos”

Ex INTA manejará inversiones para pequeños y medianos productores

Los préstamos de bancos mundiales pasaran por las manos de Gabriel Delgado

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

La confianza del campo se derrumbó un 64% tras el triunfo de Alberto

Esperan más retención en soja

Los productores agropecuarios retienen más de US$10.000M en soja y maíz

El campo retiene más de US$10.000 M en soja y maíz