Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) afirmó que los proveedores de insumos y traders fueron los que con u$s2.600 millones los que más aportaron para que el productor inicie la siembra de la campaña 2016/2017.

El trabajo estimó que las fuentes de financiamiento para la siembra de los seis principales cultivos: trigo, soja, maíz, girasol, cebada y sorgo. Los productores necesitaron cerca de 10.450 millones de dólares. Un 30% de estas erogaciones habrían sido afrontadas con fondos propios (u$s3.130 M) y 70% con financiamiento de terceros (u$s7.320 M ).

Al desglosar esta última se observa que los proveedores representan el 25% de los préstamos, seguidos luego corredores, acopios y cooperativas con u$s2.300 millones de (22%), en tercer lugar están los bancos con cerca de 2.200 millones de dólares (21%), en tanto que las mutuales cerca de u$s250 millones.

Se estima que cerca de un 30% de las erogaciones habrían sido afrontadas por los propios productores y sociedades agropecuarias con fondos propios en torno de los u$s3.130 millones.