El resultado de las PASO aceleró la comercialización de la futura campaña 2019/2020. Ante el miedo que el próximo gobierno eleve las retenciones, el productor comenzó a ponerle precio a su producción con el objetivo de congelar el impuesto y no pagar más del 18% actual.

Datos publicados por la Dirección de Mercados Agropecuarios muestran que al 2 de octubre el campo ya entregó 5,5 millones de toneladas de soja versus los 2,4 millones de la campaña pasada. El aumento es del 129%.

De este volumen, 2,7 millones de toneladas fueron bajo la modalidad a precio hecho mientras que en el ciclo anterior la entrega de este tipo fue de sólo 750.000 toneladas. Esto significa un crecimiento del 260%. Es porque el productor decidió adelantar la entrega entre mayo y junio del próximo año, pero pactando un valor de US$240 la tonelada.

"Es la reacción lógica del productor que entiende que se viene un alza en el derecho de exportación y que dice: hoy estoy ganando plata, si me ponen más retención pierdo mucho dinero", sostuvo el analista de la corredora Futuros y Opciones (FyO), Dante Romano.

Para el experto, el precio actual "es alto frente a otros históricos vistos anteriormente, con lo cual debería aprovechar y vender un mayor volumen".

Hoy la soja a mayo de 2020 se paga a US$240 la tonelada, mientras que un año atrás el precio era de US$260. La caída se debe a la guerra comercial que desde 2018 llevan adelante China y EE.UU., y todo indica que continuará en los próximos meses, aunque ayer el presidente Donald Trump dijo a través de su cuenta de Twitter que se renovaron las negociaciones con su par del gigante asiático.

"No sólo está la incertidumbre en saber qué pasará en la pelea entre ambas potencias sino que también abre una brecha en los precios dependiendo de su origen; en el caso nuestro se hace más cara", advirtió el economista de la Bolsa, Agustín Tejada.

No es menor tampoco la fiebre porcina, que le agrega otro condimento para que China compre menos porotos.

"El productor vendió mucho mas maíz y por eso se quedó mucho mas abierto en soja, esto se debe a que antes la relación de precio entre ambos commodities estaba más a favor del cereal", dijo la analista de mercado, Lorena D´Angelo.

En el caso del maíz, hay 11 millones de toneladas negociadas frente a los 4,8 millones de hace un año y 6,5 millones de estas ya tienen precio, mientras que en 2018 esa cifra alcanzaba sólo 2,8 millones. Nuevamente el productor congeló no sólo el precio sino también la retención.

Esta situación no se observa en el trigo, donde la tendencia es negativa respecto del 2018, al presentar una baja del 34%. La sequía es el principal factor que hizo que el productor desistiera de adelantar la mercadería.

En definitiva el campo se adelanta a la jugada, ya que entiende que habrá más retenciones y no quiere perder en un escenario que le es adverso a la Argentina en materia económica más allá del candidato que gane el 27 de octubre próximo.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Roma está poblada de aborígenes

Roma está poblada de aborígenes

Ver más productos