El consumo masivo cayó un 2% en el tercer trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2017, según se desprende del informe Consumer Insights realizado por la consultora Kantar Worldpanel.

"El acumulado de julio, agosto y septiembre es el primer trimestre completo post-devaluación con aceleración de inflación donde visualizamos de forma más clara la reacción de los hogares argentinos", sostuvo Federico Filipponi, director Comercial de Kantar Worldpanel.

Al respecto explicó, que "no hay una única realidad, cada nivel socio-económico reacciona distinto. Por ejemplo, el bajo superior marcó el pulso -este último trimestre-al caer un 6%".

El especialista enfatizó que en este período "se aceleró la caída de primeras marcas en todos los sectores de la canasta".

Según Kantar, el nivel socio-económico bajo superior -donde está uno de cada tres hogares argentinos- fue "el más afectado: su contracción es de un 6% y explica gran parte de la caída del consumo total".

Por último, la consultora remarcó: "Estas familias no pudieron sostener su consumo frente a los incrementos de precios registrando la brecha más amplia entre el gasto que realizan y el precio pagado por las categorías que componen la canasta".