El costo del transporte de cargas aumentó 3% en diciembre y acumuló así un alza del 24% a lo largo de 2017, principalmente por el incremento en los combustibles, peajes y salarios, informó hoy la cámara del sector.

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) dio a conocer los datos y señaló al gobierno que el sector logístico “necesita un sinceramiento de costos”.

La tarifa de los peajes ascendieron un 42,2% en 2017, mientras que Gastos Generales crecieron un 40%, las patentes subieron un 35% y el costo financiero (afectado por las tasas de interés), un 29,7%.

El gasoil, en tanto, aumentó un 5,82% en diciembre, y en todo 2017 marcó un alza del 29%.

Debido a esos incrementos, el Índice de Costos del sector transportista (clave en una economía en la que el 80% de los productos se trasladan en camiones) presentó una suba sostenida durante el último trimestre: en octubre subió un 2,65% y en noviembre un 2,37%.

La FADEEAC dijo que sacar a la ruta camiones requirió de más inversión de parte de los empresarios del país en el último trimestre y tuvo el combustible como uno de los factores que más empujaron la tendencia: ese insumo trepó un 29% entre enero y diciembre últimos.

El precio promedio elaborado por esta cámara empresarial es de 1.15 dólares por litro, el valor más alto de la región sin tener en cuenta a Uruguay.

En diciembre de 2017, ocho de los once rubros que mide el Departamento de Estudios Tributarios y Costos para elaborar el Índice registraron un incremento. 

El mayor aumento se advierte en Gastos Generales, con un 12,86%, pero también mostraron el mismo comportamiento Material Rodante (1,97%), Reparaciones (1,16 %), Neumáticos (2%) y Seguros (1.81%).

Los peajes ascendieron un 1.77% a partir de los aumentos en la Autopista La Plata-Buenos Aires; con ese valor, trepó un 42,2% en todo el año. 

De este modo, el resultado acumulado en el año (23,9%) se acerca al aumento de la inflación minorista.

“Este escenario se agrava al tener en cuenta que una amplia porción de los costos del transporte de cargas está representada por los componentes impositivos que los empresarios deben afrontar, lo que conspira contra la competitividad de un sector tan relevante para la economía nacional”, dijo FADEEAC.