La balanza comercial de la Argentina registró en septiembre un déficit de 765 millones de dólares, arrastrada por un alza de 24,2 por ciento en las importaciones, y trepa a 5.200 millones de dólares en el año, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), aunque existe mayor expectativa respecto de las exportaciones en el último trimestre por la mayor cosecha agrícola.

El “rojo” de septiembre contrastó con el superávit de 242 millones que había arrojado el mismo mes del año pasado. Con este resultado, en nueve meses el intercambio comercial muestra un déficit de 5.200 millones de dólares, cuando en el mismo período de 2016 se había producido un superávit de 1.865 millones.

Durante septiembre las exportaciones subieron 3,1 por ciento a 5.042 millones de dólares, mientras que las importaciones avanzaron 24,2 por ciento a 4.800 millones.

El crecimiento de las importaciones se explica por un alza de 20,5 por ciento en las cantidades, mientras que los precios subieron 3,1 por ciento. Las mayores subas se dieron en vehículos (41,8 por ciento), piezas y accesorios para bienes de capital (29,6 por ciento), bienes de capital 28,9 por ciento), bienes de consumo (25 por ciento), bienes intermedios (21 por ciento).

Las compras de combustibles y lubricantes cayeron 3,6 por ciento. En tanto, la suba de las exportaciones es producto de un alza de 8,9 por ciento en las cantidades, mientras que los precios bajaron 5,3 por ciento.

Las exportaciones de productos primarios crecieron 7,6 por ciento, de combustibles 2,9 por ciento y las manufacturas de origen agropecuario 2,8 por ciento. El economista jefe de la Consultora Orlando Ferreres y Asociados, Fausto Spotorno, expresó ayer a BAE Negocios que “se espera un mayor nivel de exportaciones por la cosecha agrícola para los próximos meses, en tanto que las MOI dependen de la evolución de Brasil que no está firme”.

Spotorno analizó que el mayor déficit comercial esperado para el 2018 tiene su raíz en la necesidad futura de importar más partes e insumos para avanzar con la producción nacional.