De acuerdo a los datos del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil, en noviembre de 2017 la balanza comercial bilateral entre Argentina y Brasil continuó deteriorándose. El saldo comercial arrojó un déficit en contra de nuestro país de u$s727 millones en el undécimo mes del año, más que duplicando el rojo registrado en noviembre de 2016: +137% interanual (i.a.). De hecho, en los últimos cuatro meses, el ritmo de expansión de este déficit se viene acelerando, según remarcó un informe de la consultora Ecolatina.

El incremento del déficit bilateral en noviembre, obedeció a un importante incremento de las importaciones provenientes de Brasil (+30,5% i.a.). A este fuerte incremento de las importaciones se adicionó una baja en nuestras exportaciones al gigante de América (-6,3% i.a.) que incrementó el rojo comercial.

Luego de tres meses consecutivos de alza, en noviembre, las exportaciones argentinas a Brasil cayeron 6,3% i.a. Este dato resulta desalentador porque la actividad brasileña continúa en alza, y sus importaciones totales en noviembre crecieron 14,7% i.a. La caída de nuestras exportaciones se explica por la baja en las ventas a Brasil de automóviles, maíz en grano, malta, insecticidas y productos químicos.

Por otro lado, las importaciones desde Brasil no paran de crecer. Esto se refleja en el importante ingreso al mercado local de automóviles, vehículos de carga, tractores, autopartes y motos de origen brasileño. Del mismo modo, están creciendo con fuerza las compras desde Brasil de laminados y manufacturas de hierro, insumos difundidos para la producción manufacturera y la construcción. De esta manera, mientras que el total de exportaciones de Brasil al mundo crecieron (2,9% i.a.) en noviembre, las ventas de Brasil a nuestro país crecieron diez veces más (+30,5% i.a.). En el mismo sentido, las ventas totales de Brasil al Mercosur crecieron “tan sólo” 10,5% i.a.

El flujo de comercio bilateral alcanzó u$s 2.387 millones en noviembre de 2017. Esto implica un incremento de 15% respecto al mismo mes del año pasado. En los los primeros once meses del año, el déficit con Brasil alcanzó los u$s 7.358 millones, trepando 83% respecto al rojo registrado en el mismo período de 2016 (u$s 4.016 millones). De esta manera, el resultado comercial negativo acumulado en lo que va del año fue récord en términos nominales, situándose 37% por encima al último máximo registrado para dicho período de 2011 que fue de u$s 5.377 millones.

Es esperable entonces que este año el saldo finalice cerca de los u$s -8.000 millones. De esta manera se alcanzará el mayor déficit comercial en términos nominales con nuestro principal socio comercial en lo que va del milenio